Surinam y Francia firman un acuerdo sobre las gestión del agua en un río en disputa

0
24
660321

SURINAM GUYANA FRANCESA

San Juan, 11 sep (EFE).- Surinam y Francia firmaron un acuerdo de cooperación sobre la gestión del agua del río Marowijne, que conforma parte de la frontera en disputa entre la antigua colonia de los Países Bajos y Guayana Francesa, departamento de ultramar del país europeo.

El ministro de Obras Públicas de Surinam, Riad Nurmohamed, informó este sábado en conferencia de prensa del acuerdo, tras participar en Francia en una presentación sobre el estado actual de los proyectos ecológicos en Surinam en la conferencia de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en la ciudad de Marsella.

Nurmohamed hizo una presentación en Francia sobre, entre otros temas, cómo atender inundaciones utilizando tecnología de vanguardia.

El ministro dijo que estos métodos se discutirán más a fondo en un futuro encuentro del Proyecto Bio Plateau para promover la articulación transfronteriza de la gestión del agua y de la biodiversidad acuática entre Surinam, Guayana Francesa y Brasil.

“Los proyectos ecológicos incluyen el proyecto de las marismas saladas de manglares, iniciativas sobre el pantano de Coronie y la situación hidrológica y acuática actual del río Marowijne”, indicó el funcionario.

“Se discutió el tema del pantano de Coronie, el aumento del nivel del mar y las amenazas al ecosistema. También sobre el río Marowijne, la enorme contaminación por mercurio y la destrucción de la superficie terrestre”, destacó.

Nurmohamed dijo que la Conferencia Bio-Plateau se llevará a cabo en Surinam en febrero de 2022.

La frontera fluvial entre la Guyana Francesa y Surinam se extiende a los largo de cientos de kilómetros de longitud en los que los dos países tienen diferencias.

El pasado mes de julio, las autoridades de Surinam y Francia acordaron continuar el trabajo para desarrollar el área fronteriza del río Marowijne.

Las conversaciones toman como base un tratado sobre la frontera desde la desembocadura del río Marowijne hasta la confluencia de los ríos Lawa, Litani y Marowini.

Los dos países concluyeron que es importante que haya organización y estructura en el tráfico de personas y mercancías, que se trabaje en el problema de la contaminación de los ríos, que se preste atención al problema de la delincuencia transfronteriza y al de la extracción ilegal de oro en los río fronterizo”, subraya el comunicado.