Las Vegas.- La sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters, de 22 años, se convirtió en la nueva Miss Universo, tras vencer en la final de este concurso de belleza celebrado en Las Vegas.

El segundo puesto fue para la colombiana Laura González y el tercero para la jamaicana Davina Bennet.

Esta es la segunda vez en la historia del certamen que una sudafricana logra la anhelada corona, tras la victoria que obtuvo su país en 1978 gracias a Margaret Gardiner.

La joven natural de Sedgefield recibió la corona de la francesa Iris Mittenaere, que ganó el título de Miss Universo de 2016.

La venezolana Keysi Sayago logró pasar el último corte de cinco, pero solo Laura González se clasificó para la final, aunque tuvo que conformarse con el segundo puesto.

Leave a Reply