La OTAN pone en manos de Rusia la responsabilidad de retomar el diálogo

0
11
703275

OTAN DEFENSA

Bruselas, 20 oct (EFE).- La OTAN dejó este miércoles en manos de Rusia la posibilidad de retomar el diálogo después de que Moscú haya cerrado su misión ante la Alianza y las oficinas de la organización en su territorio.

“La oferta de reunirnos en el Consejo OTAN-Rusia todavía está sobre la mesa, y le corresponde a Rusia responder de manera positiva”, indicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, durante una rueda de prensa previa a una reunión de dos días de ministros de Defensa de la Alianza.

Stoltenberg lamentó una decisión de Rusia que “no promueve el diálogo y el entendimiento mutuo”, y dejó claro que la política de la OTAN “sigue siendo consistente y seguimos abiertos al diálogo”.

Rusia cerró esas oficinas después de que la OTAN retirara su acreditación a ocho diplomáticos rusos a los que acusó de ser agentes de inteligencia no declarados.

El secretario general recalcó que los países aliados han mostrado preocupación por las “actividades maliciosas” de Rusia en los últimos años.

Entre ellas citó “el intento fallido de golpe de Estado en Montenegro, el acto mortífero de sabotaje en la República Checa, el ataque con veneno en Salisbury (Reino Unido) y el ataque informático contra la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas en La Haya”.

Pese a todo, aseguró que la Alianza está dispuesta a retomar el Consejo OTAN-Rusia, el principal foro de diálogo entre las dos partes: “Especialmente cuando las tensiones están altas y las cosas son difíciles, es importante tener un diálogo”, apuntó.

En paralelo al diálogo, la OTAN mantiene su “disuasión y defensa” respecto a Rusia, y en ese contexto el político noruego dijo que van a revisar los progresos de la respuesta aliada al “desafío” que representan los sistemas rusos de misiles con capacidad militar.

Recordó que, en 2018, los aliados determinaron que Rusia había desarrollado y desplegado misiles en contra del tratado sobre fuerzas nucleares de rango intermedio (INF), que llevó al fin del mismo al decidir Estados Unidos, en consecuencia, abandonarlo también.

“Rusia ha incrementado más su arsenal de misiles y está desarrollando sistemas hipersónicos” que suponen “una amenaza real para la seguridad del escenario euroatlántico”, advirtió.

MIL MILLONES DE EUROS EN INNOVACIÓN

Esta semana, los ministros esperan dar luz verde a un nuevo fondo de innovación plurinacional que busca invertir mil millones de euros para apoyar el desarrollo de tecnologías disruptivas y de doble uso (civil y militar) en áreas clave para la seguridad de la Alianza, adelantó Stoltenberg.

En su última cumbre de junio, los líderes aliados acordaron establecer un “acelerador” de innovación en defensa para el Atlántico Norte (DIANA, por sus siglas en inglés).

El secretario general dijo que el proyecto “avanza bien” y que tendrá cuarteles generales tanto en Europa como en Norteamérica, con una red de centros de prueba.

“Muchos aliados se han ofrecido a acoger estas instalaciones y algunas de ellas estarán situadas el año que viene”, comentó Stoltenberg, quien confió en que los ministros acuerden asimismo su primera estrategia sobre inteligencia artificial.

Según dijo, la integrarán en áreas como el análisis de datos, imágenes y ciberdefensa, y esperan que siente los principios de un “uso seguro y responsable” de la inteligencia artificial, en línea con la ley internacional.

“Los conflictos del futuro se combatirán no solo con balas y bombas, sino también con bytes y ‘bit data’. Vemos que regímenes autoritarios compiten por desarrollar nuevas tecnologías, desde inteligencia artificial a sistemas autónomos”, comentó.

AFGANISTÁN

El jueves los ministros abordarán asimismo la situación en Afganistán tras la retirada de las tropas occidentales a mediados de agosto, y cómo pueden evitar que el país vuelva a ser un territorio seguro para organizaciones terroristas.

Stoltenberg dijo que pedirán a los talibanes, que han recuperado el control del país, que cumplan sus compromisos sobre terrorismo, derechos humanos y la libre salida de Afganistán de quienes deseen abandonarlo.

Según dijo, los ministros tendrán la primera oportunidad de evaluar las “lecciones” sobre la derrota en Afganistán.

En los márgenes de la cita de la OTAN, los ministros participarán además en una reunión de la Coalición Global contra el Estado Islámico.