Sotheby’s recauda 675 millones en subasta de artistas icónicos del siglo XX

0
3
735720

EEUU SUBASTAS

Nueva York, 15 nov (EFE).- La subasta de obras de grandes artistas como Jackson Pollock, Mark Rothko, Andy Warhol o Pablo Picasso por la casa Sotheby’s alcanzó este lunes 676 millones de dólares, por encima de las expectativas marcadas por la firma, en una velada en la que varios trabajos como “Número 17” de Pollock, vendido por 61,2 millones de dólares, batió el récord del artista en una puja.

Un total de 35 lotes de la colección que el multimillonario Harry Macklowe ha puesto a la venta tras divorciarse, se subastaron ante una sala abarrotada de interesados y en la que representantes de vendedores que pujaban por teléfono desde Londres y Hong Kong animaron la sesión espoleando los precios de muchos de los lotes.

Un ejemplo de las 24 obras cuyo precio final rompió el techo fijado por los organizadores fue “Sin título XXXIII”, de Willem De Kooning, cuyo valor había sido calculado por Sotheby’s entre 12 y 18 millones, pero que alcanzó los 24.323.000 después de que cinco compradores compitieran por llevarse el lienzo.

RÉCORD DE POLLOCK

“Número 17”, ejecutado en 1951 por Pollock fue el undécimo lote en salir a la venta y se enmarca dentro de las conocidas como “Pinturas negras” del expresionismo abstracto que encarnaba el artista.

La casa de subasta calculaba que alcanzaría una cantidad de entre 25 y 35 millones, un máximo que superó en 26 millones, después de que al precio de martillo (53 millones) se le sumaran los impuestos.

Asimismo, destacó el cuadro titulado “No. 7” del pintor Mark Rothko que alcanzó el segundo precio más alto pagado en una subasta por un trabajo del artista.

La obra, ejecutada en 1951, año en el que el pintor estadounidense alcanzó su madurez artística y que recoge una delicada gama de lavanda, verde y naranja fue adquirido por un precio de 89,3 millones de dólares.

Su venta, que se fijó a la caída del martillo en 77.500.000 de dólares (82,5 después de impuestos), también fue seguida por el aplauso de los asistentes, aunque en este caso no superó los 90 millones de máximo que había fijado Sotheby’s.

La obra “Figure”, de Pablo Picasso, fue otro de los lotes que sobrepasó el precio más alto que se figuraba la casa de subastas, 25 millones de dólares.

Este trabajo del artista español, un proyecto para un monumento a Guillaume Apollinaire se vendió por 27.265.000 millones.

Otros de los grades artistas que rompieron marcas fueron Andy Warhol, cuyo “Sixteen Jackies” se vendió por 33.872.250 dólares, 13 millones más que el máximo esperado, así como Jeff Koons, cuya obra Aqualung, valorada en entre 8 y 12 millones se vendió por 15,2.

PRECIOS MÁXIMOS MARCADOS POR OTROS ARTISTAS

Aunque con un precio más modesto que los anteriores, el trabajo “Untitled” de Robert Irwin, no sólo superó las mejores expectativas de Sotheby’s, sino que con un precio de venta de 8,7 millones (2,7 millones más que el máximo estimado) se convirtió en la venta más cara de Irwin en una subasta.

La obra “Track Painting” de Michael Heizers, vendida por 1,1 millones de dólares también marcó un máximo histórico del artista en pujas, aunque su precio no superó el techo de 1,2 millones que había estimado Sotheby’s.

Otro de los grandes trabajos puestos a la venta fue la escultura “Le Nez”, compuesta por Alberto Giacometti en 1949, y que a pesar de alcanzar la astronómica cifra de 78,4 millones, no superó el máximo fijado por la casa, que había valorado el trabajo entre 70 y 90 millones.

LA COLECCIÓN MACKLOWE

La subasta de la colección de Macklowe, calificada de “histórica” por los organizadores, supone el pistoletazo de la temporada de otoño de Sotheby’s que se podría convertir en la “más cotizada de la historia” de la casa de subastas ya que el conjunto de las obras superan los 1.000 millones de dólares.

Macklowe, promotor de alguno de los rascacielos más emblemáticos y discutidos de los últimos años en Nueva York, puso a la vena estas obras tras su sonado divorcio de Linda Burg en 2019.

Pero además, esta colección de otoño contiene numerosas obras de otros coleccionistas, algunos anónimos y otros conocidos como Douglas Cramen o Brillenbourg-Capriles, considerada esta última una de las compilaciones más completas del arte latinoamericano de los siglos XX y XXI.

Entre los trabajos que se subastarán esta semana está el autorretrato de Frida Kahlo “Diego y yo” (de un coleccionista anónimo), que pese a sus reducidas dimensiones sale con un valor de 30 millones de dólares.

Esculturas de Henry Moore o de Alexander Calder, óleos de Siqueiros o de Oswaldo Guayasamín, cómics aumentados de Alberl Liechtenstein, una reproducción de un mural de Bansky y obras de De Kooning, Botero, Degas y muchos otros nombres relevantes de la historia del siglo XX y XXI se pondrán a la venta en este mercado donde todos pueden contemplar por unos instantes las obras que unos pocos privilegiados se llevarán a su casa.

Jorge Fuentelsaz