Sorrentino, Campion y Duprat y Cohn, los favoritos en el ecuador de la Mostra

0
3
652737

FESTIVAL VENECIA

Venecia (Italia), 5 sep (EFE).- La Mostra de Venecia alcanzó hoy su ecuador con tres películas favoritas para el León de Oro: “Fue la mano de Dios” de Paolo Sorrentino, “El poder del perro” de Jane Campion y “Competencia Oficial”, de los argentinos Gastón Duprat y Mariano Cohn, todas ellas recibidas con aplausos.

En Venecia la crítica coincide en señalar estos tres títulos como mejores propuestas de lo que va de festival aunque la última palabra la tendrá, claro está, el jurado, presidido por el surcoreano Bong Joon-ho, que fallará los galardones el próximo 11 de septiembre.

En la clasificación que el certamen reparte cada día, la crítica cree que una de las mejores películas es “È stata la mano di Dio” (Fue la mano de Dios”, la historia con la que el autor de “La Grande bellezza” (2014) recuerda la trágica pérdida de sus padres.

Una cinta ambientada en su Nápoles natal y cuyo título alude al astro argentino Diego Armando Maradona: “Creo en su poder semidivino”, reconoció, recordando que salvó su vida por ir a verle al estadio, mientras sus padres morían en una escapada a la montaña.

La crítica también ensalza el regreso al cine de Campion doce años después de “Bright star” (2009), esta vez con la adaptación del libro de Thomas Savage, “The power of dog”, un wéstern lírico y lleno de tensión en el que nada ni nadie son lo que parecen.

Otra de las cintas que ha sorprendido en la Selección Oficial es la de los argentinos Duprat y Cohn, “Competencia oficial”, cinco años después de intentarlo en Venecia con “El ciudadano ilustre”, que le valió la Copa Volpi a su protagonista, Oscar Martínez.

Una sátira sobre el ego y las excentricidades que rodean al oficio de la interpretación en el que han brillado los españoles Antonio Banderas y Penélope Cruz.

En los corrillos de la sala de prensa del festival muchos son los que apuntan a esta última en las quinielas para el premio a mejor actriz, por su participación en otro de los títulos en competición, “Madres paralelas”, de Pedro Almodóvar, también en la cabeza de la clasificación.

Mayor división entre la crítica ha generado el biopic sobre Diana de Gales del chileno Pablo Larraín, “Spencer”, protagonizado por Kristen Stewart, así como “The card counter”, con Oscar Isaac y dirigido por Paul Schreder, escritor de “Taxi driver” (1976).

La apuesta más arriesgada ha sido “Il Buco” de Michelangelo Frammartino, la recreación de una exploración espeleológica en el paupérrimo sur italiano en los Sesenta planteada como una suerte de radiografía social sobre la desigualdad con el próspero norte.

Se trata de una obra sin diálogos, sin iluminación artificial, sin música ni actores, que sin embargo logra mantener al público en la butaca, siguiendo el descenso por las paredes de la gruta.

Sentimientos encontrados ha generado “The lost daughter”. la adaptación de la novela “La figlia oscura” de Elena Ferrante rodada por Maggie Gyllenhaal y protagonizada por Olivia Colman.

A falta de conocer la opinión de la crítica, hoy se estrenaron “Mona Lisa and the blood moond” de Ana Lily Amirpour, un homenaje al cine de aventuras de los Ochenta con tono fantástico, e “Illusions perdues” de Xavier Giannoli, sobre un poeta francés del siglo XIX.

De este modo Venecia encara la segunda parte de su festival, que en estos días ha visto pasar estrellas que el año pasado faltaron a causa de la pandemia de coronavirus, como el reparto de “Dune”, encabezado por Timothée Chalamet, Zendaya, Javier Bardem.

En los próximos días se estrenarán otras películas en competición por el máximo galardón, empezando mañana lunes con “La caja” del venezolano Lorenzo Vigas, seis años después de que se convirtiera en el primer latino en conquistar la Mostra con “Desde allá”.

Le seguirán “L’Évenement” de Audrey Diwan, “Reflection” de Valentyn Vasyanovych, “Qui rido io” de Mario Martone, “Captain Volkonogov escaped” de Natasha Merkulova y Aleksey Chupov, “Fraks out” de Gabriele Mainetti, “América Latina” de los hermanos Damiano y Fabio D’Innocenzo, “Leave no traces” de Jan P. Matuszynski, “On the job: The Missing 8” de Erik Matti y “Un autre monde” de Stephane Brizé.