HomeFarandulaSor Juana Inés de la Cruz protagoniza un ballet por la "latinidad"...

Sor Juana Inés de la Cruz protagoniza un ballet por la “latinidad” en Nueva York

Date:

Historias Relacionadas

Jalen Brunson renueva con los Knicks por cuatro años y 156,5 millones de dólares

Miami (EE.UU.), 12 jul (EFE).- Jalen Brunson ha alcanzado...

Iglesias, Altuve y Candelario amenizan la fiesta latina en las Grandes Ligas

Redacción Deportes, 12 jul (EFE).- Los maderos de José...

Colombia se entrena a puerta cerrada a dos días de la final

Miami (EE.UU.), 12 jul (EFE).- La selección colombiana se...

Scaloni, con los 26 a su disposición para la final

Miami (EE.UU), 12 jul (EFE).- Lionel Scaloni, técnico de...

Biden vuelve a la campaña y se atrinchera en la candidatura: No me voy a ir a ningún lado

Washington, 12 jul (EFE).- El presidente estadounidense, Joe Biden,...

Nueva York, 28 may (EFE).- El Ballet Hispánico, la mayor organización cultural latina de EE.UU., celebra la vida de la pionera mexicana del feminismo en su nueva obra, “Sor Juana”, que se estrenará el próximo jueves en una gala especial en el escenario de danza más importante de Nueva York, el New York City Center.

Miembros del Ballet Hispánico ensayan la obra "Sor Juana", una "versión abstraída" de la historia de la monja mexicana del siglo XVII sor Juana Inés de la Cruz, el 19 de mayo de 2023, en la sede del grupo, en Nueva York (EE.UU.). EFE/Ángel Colmenares

“Sor Juana” cuenta a través de la danza contemporánea una “versión abstraída” de la historia de sor Juana Inés de la Cruz, monja mexicana del siglo XVII que es “considerada por muchos la primera feminista de las Américas”, explica a EFE la coreógrafa mexicano-estadounidense Michelle Manzanales.

Miembros del Ballet Hispánico ensayan la obra "Sor Juana", una "versión abstraída" de la historia de la monja mexicana del siglo XVII sor Juana Inés de la Cruz, el 19 de mayo de 2023, en la sede del grupo, en Nueva York (EE.UU.). EFE/Ángel Colmenares

La figura de Sor Juana, un icono en México, no es tan conocida en EE.UU. con la clara salvedad de Chicago, donde el Museo Nacional de Arte Mexicano tiene un festival anual a su nombre, por lo que la pieza encajaba con la misión del Ballet Hispánico de divulgar “las narrativas de nuestra diáspora” latina, dice.

En uno de los últimos ensayos en el estudio, Manzanales se declara “emocionada, honrada, excitada, nerviosa y con responsabilidad” mientras observa al conjunto de bailarines que llevan desde septiembre del año pasado dedicados, como ella, en cuerpo y alma a la pieza, y la ejecutan por enésima vez con una sensibilidad milimetrada.

“Es imposible contarlo todo sobre alguien en un baile corto, así que seleccioné piezas de su vida. (Sor Juana) tenía muchos talentos, era una intelectual y le encantaba aprender. Estudió muchos temas, no escribía solo poemas, también teatro, ópera, música…”, sostiene la coreógrafa.

Interpretada por Gabrielle Sprauve, sor Juana emerge con delicadeza e inicia un hipnótico baile con otra mujer, encarnada por Isabel Robles, en el que sus miradas no se despegan mientras se acercan cada vez más hasta sostenerse la una a la otra, espalda con espalda, invitando a preguntarse sobre la conexión que comparten.

Sor Juana, que no deseaba casarse y tras su ingreso en un convento se entregó a una producción literaria y poética que iba de lo religioso a lo profano, sigue inspirando hoy a quienes buscan vivir “sin vergüenza ni censura” y eso queda reflejado en los personajes de la gente con la que era “cercana”, sugiere la coreógrafa, sin hacer revelaciones.

UN ARDUO TRABAJO POR LA ‘LATINIDAD’

Los 14 bailarines de la compañía, con tonos de piel mestizos y oscuros que reflejan un crisol de culturas, no solo han tenido que aprender los pasos de baile y enlazarlos con la música, sino zambullirse en el rico legado de la monja, todo ello compaginado con su trabajo diario y con una gira internacional.

Acostumbrado a trabajar con una fusión de flamenco, contemporáneo, moderno y ballet, en esta función el grupo usa un lenguaje de danza únicamente contemporáneo y, además, luce un vestuario que incluye el hábito de la protagonista y que hace referencias a la época colonial de México y a la actual.

El principal ejecutivo y director artístico del Ballet Hispánico, Eduardo Vilaro, que lleva dos décadas trabajando con Manzanales, recalca que la obra es resultado de “una mujer creando para otra mujer”, lo que muestra cómo la compañía de danza está encabezando los “cambios” en un sector muy dominado por los hombres.

Unos cambios que comienzan en la propia esencia de la organización, creada en 1970 por Tina Ramírez y nombrada “tesoro cultural” de EE.UU. “Disfrutar, tener orgullo y educar al público en lo que son nuestras culturas latinas, lo que algunas personas le dicen ‘latinidad'”, resume Vilaro.

“Sor Juana” se estrenará el próximo jueves en la apertura de una gala benéfica que recuerda el legado de Ramírez y que estará dedicada a la familia Miranda -colaboradora del Ballet Hispánico- y se presentará en dos funciones más, el viernes y el sábado próximos.

Nora Quintanilla

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories