Solo el 12 % de los camiones de la ONU con ayuda humanitaria ha llegado a Tigré

0
4
788484

ETIOPÍA CONFLICTO

Naciones Unidas, 6 ene (EFE).- Solo un 12 % de los camiones que la ONU ha preparado con ayuda humanitaria para la región africana de Tigré desde el pasado 12 de julio ha podido pasar y entregar su cargamento a los tigreños atrapados en una guerra con el poder central.

El portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, explicó que desde el pasado 15 de diciembre, ni un solo camión ha podido atravesar la línea del frente y llegar hasta Tigré (extremo norte de Etiopía), pese a que se necesitaría enviar cien camiones diarios para colmar las necesidades básicas.

Además, de los 60.000 litros de gasóleo que se necesitan para distribuir la ayuda almacenada en los depósitos de Mekelle (capital de Tigré), solo hay 10.000 disponibles en este momento, enfatizó.

Aunque hoy no lo dijo, en días pasados ha atribuido este bloqueo de los camiones a fuerzas del ejército y paramilitares, que han llegado en ocasiones a secuestrar camiones o saquear su contenido.

“Si el gasóleo y el dinero no llegan a Tigré, varias agencias de las ONU y ONGs se verán forzadas a interrumpir sus operaciones”, advirtió el portavoz, quien reconoció que ni las agencias de la ONU saben a ciencia cierta cuantificar las necesidades exactas al no tener su personal acceso a numerosas localidades.

Los combates continúan causando el éxodo de los afectados, pero también el retorno de otros desplazados en Tigré y la región colindante de Amhara, al sur, y todos esos desplazados “necesitan agua, comida, cobijo y letrinas”: solo la semana pasada se presentaron 33.000 personas en Amhara en busca de cobijo, con lo que suman ya 586.000 personas asistidas en esa zona desde el estallido del conflicto.

El portavoz dijo que el secretario general de la ONU, António Guterres, está en contacto continuo con varios países y líderes de la Unión Africana “que pueden ejercer una influencia positiva” en ese conflicto.

La guerra de Tigré estalló el 4 de noviembre de 2020, cuando el Gobierno federal ordenó una ofensiva contra el FPLT -partido político que gobernó esa región hasta entonces- en represalia por un ataque contra una base militar federal y federal y después de una escalada de tensiones políticas.

Miles de personas han muerto y unos dos millones han tenido que abandonar sus hogares en Tigré debido al conflicto, según la ONU.