Socialistas y Policía de Puerto Rico intercambian empujones en manifestación

0
21
231720

CORONAVIRUS PUERTO RICO

San Juan, 25 jul (EFE).- Miembros del Movimiento Socialista de Trabajadores (MST) y de la Policía de Puerto Rico intercambiaron empujones este sábado, cuando el grupo político protestaba para exigir la clausura del Aeropuerto Internacional de San Juan por el continuo flujo de pasajeros pese al repunte de casos de la COVID-19.

Los miembros del MST llegaron hasta el Aeropuerto Luis Muñoz Marín en una caravana en carros desde la zona hotelera de Isla Verde, pidiendo el cierre del aeródromo, debido a que la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, decidió hace unas semanas reabrir el sector turístico y en cuyo tiempo los casos de la COVID-19 se han disparado en la isla.

Hasta este sábado, el número de muertos, entre oficiales y posibles por la COVID-19 en la isla son 201, el total de los resultados de casos confirmados es 5.042 y de probables 9.498.

La mandataria solicitó hace varios días a la Agencia Federal de Aviación (FAA, en inglés) limitar la llegada de vuelos procedentes de Florida y Texas, donde se ha experimentado una fuerte subida de casos.

Previo a que los integrantes del MST arribaran al aeropuerto, ya la Policía tenía cerrada varias entradas al aeródromo como medida de seguridad de los manifestantes.

Pese a ello, Ricardo Santos Ortiz, uno de los portavoces del MST, trató de convencer al teniente coronel Héctor Monge, para que reabriera una de las vías para entrar al aeropuerto, pero éste se negó.

Ante ello, los manifestantes determinaron cerrar varios carriles de la Avenida Ramón Baldorioty de Castro en dirección de San Juan a Carolina, provocando así que la Policía activara a la Unidad de Operaciones Tácticas para prevenir encontronazos entre los miembros del MST y los conductores.

Fue entonces que las fuerzas de seguridad intervinieron con varios integrantes del MST hasta que entre ambos empezaran a empujarse contra una valla de cemento que divide la autopista, pero sin violencia.

“Esto es una lucha que es una cuestión de vida o muerte. Ellos (los policías) se creen que esto es una caravana de politiqueros. Esto es una caravana por la vida, por el respeto de nuestro pueblo que está siendo amenazados por una gobernadora hija de la gran…”, expresó Santos Ortiz frente al aeropuerto.

El líder socialista local describió además a la gobernadora como una “criminal”, y le solicitó a que “tomara cartas en el asunto”, pues de lo contrario, “como en otras ocasiones, el pueblo va a tener que tomar cartas en el asunto”.

“La situación que tenemos es que el aeropuerto sigue siendo el lugar de entrada de cientos y miles de turistas trayendo posiblemente y convirtiéndose en un foco de atención de esta pandemia que llevamos combatiendo día a día”, sostuvo.

“El pueblo de Puerto Rico continúa indignado ante la poca acción del Gobierno de Puerto Rico y las autoridades federales que han tomado ante esta situación”, criticó Santos Ortiz.

El manifestante aceptó que por las condiciones coloniales de la isla es la FAA y el gobierno estadounidense quien único pudiese imponer una veda a los viajes hacia Puerto Rico.

Pero señaló que la gobernadora podría aceptar el impuesto que le ha solicitado el epidemiólogo del grupo médico creado por esta para combatir la pandemia, Juan Carlos Reyes, a los viajeros.

“Nos hemos defendido y cuidado como país en estos meses, y ahora que la curva va de manera exponencial, nosotros tenemos que tomar control del aeropuerto y de todos los espacios, y que esta crisis está demostrando que puede ser una situación de vida o muerte para tantos puertorriqueños y puertorriqueñas”, puntualizó.

Víctor Rodríguez, otro portavoz del MST, indicó que la gobernadora, a quien llamó “canalla, criminal y corrupta”, “prefiere las ganancias de los privatizadores del aeropuerto, de la industria hotelera y las ganancias de las aerolíneas” y que la ejecutiva prefiera que “todo eso va por encima de la salud de la gente”.

“Pues no. Primero es la salud y vida de nuestro pueblo antes de las ganancias de cualquier empresa. Y aquí tenemos a la Policía al lado de los ricos. No intervienen con ningún turista ni han arrestado a nadie por no usar mascarillas, pero para mantener las manifestaciones para eso hay recursos”, abundó. EFE

jm/cfa