Sindicato celebra pago de horas extra a campesinos en California

0
7
787547

TRABAJO CAMPESINOS

Los Ángeles, 5 ene (EFE).- El Sindicato de Trabajadores Agrícolas (UFW) celebró este miércoles la implementación de la última fase de la ley estatal de California que obliga a pagar horas extra a los campesinos.

Promulgada en 2016, la ley AB 1066 creó un cronograma que escalonaba los requisitos de pago de horas extra para los trabajadores agrícolas en el transcurso de 4 años, de 2019 a 2022.

Desde el 1 de enero de 2022, los patrones con más de 25 empleados deberán pagar a sus trabajadores agrícolas horas extra después de 8 horas de trabajo diarias o 40 a la semana.

La ley también requiere que cualquier trabajo realizado por un trabajador agrícola que conlleve más de 12 horas en un día tendrá que ser compensado a una tarifa no menor al doble de la tarifa regular.

Teresa Romero, presidenta de UFW, dijo hoy en un evento en Los Ángeles que se necesitó una gran lucha para que la UFW ganara los votos en la Legislatura de California para promulgar la histórica ley de horas extra, convirtiendo al estado en el primero de la nación en pagar las horas extra a los campesinos como a los trabajadores regulares.

“Por primera vez, esta semana los trabajadores agrícolas reciben pago de horas extra después de ocho horas al día o cuarenta horas a la semana, lo mismo que otros trabajadores de California”, resaltó la sindicalista.

Destacó que los trabajadores agrícolas impulsaron la aprobación de la ley porque estaban cansados de ser tratados como “trabajadores de segunda clase”.

La ley otorgó a los empleadores que empleen a 25 empleados o menos 3 años adicionales para cumplir con la introducción gradual de estos requisitos de horas extra.

Romero indicó que la UFW y sus aliados también están presionando por la aprobación de una ley federal para que todos los trabajadores agrícolas en Estados Unidos puedan disfrutar del pago de horas extra.

El proyecto de ley federal ha sido presentado varias veces en el Congreso de EE.UU. La última vez fue presentado en mayo pasado por el representante demócrata Raúl Grijalva de Arizona, y ha sido respaldado por 54 legisladores, pero no ha logrado avanzar a votación.

El presidente Joe Biden incluyó el pago de horas extra en su proyecto de Ley de Ciudadanía de Estados Unidos, que pretendía darle un camino a la residencia a buena parte de los 11 millones de indocumentados del país, entre ellos cientos de miles de campesinos, pero que quedó estancado en el Congreso.