Sigue drama de damnificados de incendio

0
591
Raúl Díaz, con sus hijos Violeta y Diego, además de su esposa Guadalupe, pasaron la noche del domingo con otras cinco familias hispanas, antes de dejar el refugio de la Cruz Roja.

Por César Hurtado | [email protected]

Charlotte, NC.- Alrededor de 20 personas, integrantes de seis familias de origen hispano, pasaron la última noche que ofreció el pasado domingo la Cruz Roja Americana en el refugio instalado en el gimnasio de la escuela media Albemarle, al este de la ciudad.

El lunes 31, muy temprano por la mañana, la mayoría de damnificados dejaban el asilo temporal al que llegaron el lunes 17, después que un devastador incendio redujera a cenizas parte de un edificio residencial del complejo de apartamentos Woodscape, ubicado 5612 Farm Pond Lane.

“Ya conseguí apartamento”, dijo una madre de familia que pidió mantener su identidad en reserva.  “Hemos recibido ayuda pero, debo decir, que la mayor parte fue gracias a la Cruz Roja.  Nuestro consulado mexicano llegó y nos entregó quinientos dólares por familia, aunque lo que esperábamos de ellos no era tanto el dinero sino la ayuda en el trámite de nuestros documentos que se han perdido”, añadió.

Retornan a apartamentos 

En su visita al refugio temporal, HOLA News encontró que varios vecinos, cuyas casas han sido afectadas solo por agua y humo, se preparaban para regresar a sus antiguos apartamentos.

“Tenemos que volver”, manifestó un padre de familia que, junto con su esposa, tres hijos y algunas pertenencias que les habían recibido en donación, esperaba en una minivan la salida de algunos de sus vecinos, “con los que nos vamos a presentar a la administración de los apartamentos para ver que pasa”.

El hombre, natural de Chiapas, México, aseguró que no había podido encontrar un apartamento acorde a su presupuesto y que, por lo tanto, regresaría a la unidad que ocupaba, “aunque ya la he visto y tiene algunos daños, huele a humo y apesta por la comida que se quedó y malogró en el refrigerador”, explicó el chiapaneco.

Según el afectado, la administración les permitiría regresar bajo el compromiso que ellos mismos se encarguen de la limpieza y restauración de sus apartamentos, ofreciendo ‘congelar’ la renta a un precio fijo por seis meses, para luego remodelar las unidades y fijar un nuevo costo de alquiler.

FEMA recomienda

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), advierte que el fuego en una unidad de vivienda puede causar serios daños. “El edificio y muchas otras cosas en su casa pueden haber sido dañadas por las llamas, calor, humo y agua.  Cualquier cosa que pueda recuperar o reusar debe ser cuidadosamente limpiada”, advierte en un manual de procedimientos.

La agencia advierte que daños psicológicos pueden presentarse después de una situación como esta debido a el cuadro de tensión vivida.

Leave a Reply