Siete gobernadores exhortan a suspender Acción de Gracias por la pandemia

0
5
348591

CORONAVIRUS

Chicago (IL), 17 nov (EFE News).- Los gobernadores de siete estados del Medio Oeste del país, que han sido duramente impactados por el rebrote de la covid-19, exhortaron este martes a sus residentes a extremar las medidas para evitar el contagio, incluyendo suspender los festejos del Día de Acción de Gracias.

El pavo tradicional estará ausente en la cena familiar, según el llamado realizado en un video divulgado en las redes sociales por los gobernadores de Illinois, Indiana, Kentucky, Michigan, Minesota, Ohio y Wisconsin.

“Durante ocho meses, la pandemia ha devastado a las familias en todos los Estados Unidos. Para combatir este virus, los gobernadores de todo el país hemos escuchado a los médicos expertos y trabajado contrarreloj para proteger a nuestras familias”, dice el mensaje.

“No importa la acción que tomemos, nuestra lucha contra la covid-19 será más efectiva si trabajamos juntos”, agregan.

Una de las principales recomendaciones es evitar las aglomeraciones, al punto de suspender las visitas de amigos y la tradicional cena familiar programada para el próximo 26 de noviembre en buena parte de los hogares del país.

Según lo informado, durante el último mes los contagios se han disparado en todo el Medio Oeste y los expertos recomiendan limitar al máximo el movimiento de personas.

“Eviten viajar, y cancelen la gran cena de Acción de Gracias”, señalan los gobernadores.

Hasta este lunes, el virus había infectado a más de 11 millones de personas en los Estados Unidos, con casi 250.000 muertos, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Ante este panorama, el gobernador de Ohio, Mike DeWine, anunció en conferencia de prensa un toque de queda desde este jueves de 10 pm a 5 am y por los próximos 21 días.

Ohio sumó este martes 7.079 nuevos casos de la covid-19, lo que elevó el total en la región a más de 312.000.

En Illinois se anunciaron este martes 12.601 casos nuevos confirmados, y 97 muertes. Desde el comienzo de la pandemia se registraron 597.849 casos, incluyendo 10.875 fallecimientos.

En Chicago y el condado de Cook, donde se asienta esta ciudad, rige a partir de hoy, y durante 30 días, una advertencia de permanecer en casa lo máximo posible, para ayudar a detener el contagio.

No es una cuarentena obligatoria, como ya rigió en todo el estado durante tres meses en el comienzo de la pandemia, pero las autoridades sanitarias aconsejan permanecer la mayor cantidad de tiempo aislados, con salidas solamente para trabajar, ir a la escuela o buscar alimentos y medicinas.

Es obligatorio usar mascarilla y practicar distancia social cuando se circula por lugares públicos, bajo amenaza de ser multados con hasta 500 dólares.

Se exhorta a respetar el límite de seis personas en reuniones sociales, y a no viajar fuera de la ciudad y del estado de Illinois.

Por primera vez se advierte que la policía de Chicago vigilará estrictamente el cumplimiento de estas limitaciones para multar a negocios, iglesias, salones, barberías, gimnasios y otros posibles infractores.

Leave a Reply