Los cambios estacionarios, sobre todo cuando llega el frío, causan un debilitamiento del sistema inmunitario. Este, a su vez, incrementa el riesgo de padecer afecciones respiratorias como la gripe y los resfriados.

Por esto es necesario aumentar el consumo de algunos nutrientes que, tras ser absorbidos, favorecen la presencia de anticuerpos para hacerle frente a los gérmenes y evitar el desarrollo de infecciones.

Frutas para combatir la gripe y los resfriados

1. Naranjas y limones

Los frutos cítricos tienen un alto contenido de vitamina C y aminoácidos esenciales.

Estos promueven el buen funcionamiento del sistema inmunitario y su consumo incrementa la producción de las células que controla los síntomas comunes de la gripe y los resfriados.

2. Fresas

Conocidas por su particular sabor, las fresas son una de las mejores fuentes de vitamina C y minerales esenciales.

Estas aumentan la respuesta inmunitaria del organismo. Añadirlas en la dieta de forma habitual disminuye el riesgo de infecciones bacterias. También promueve el tratamiento de las afecciones del sistema respiratorio.

3. Piña

Es un alimento muy completo desde el punto de vista nutricional. No solo por su contenido de vitaminas y minerales, sino también por sus enzimas y proteínas de fácil digestión.

Su compuesto activo, la bromelina, le confiere efectos antibacterianos y antiinflamatorios que resultan útiles en la prevención de los catarros y la gripe.

4. Papaya

Rica en vitaminas A y C, la papaya es otra de las frutas aliadas para evitar el desarrollo y la complicación de la gripe y el resfriado.

Contiene fibra y enzimas naturales que ayudan a alimentar la microbiota intestinal para evitar bajas en el sistema de defensa.

5. Mango

El consumo diario de una pieza de mango le brinda al organismo un plus de nutrientes.

Ayudan a ganarle la batalla tanto a la gripe y los resfriados como a otras afecciones del sistema respiratorio.

Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y expectorantes que pueden resultar útiles en el tratamiento de la tos, la congestión y otros síntomas propios de estas enfermedades.

6. Manzana

Sus propiedades alcalinas hacen que, tras ser ingerida, facilite la regulación del pH de la sangre para prevenir el desarrollo de enfermedades.

7. Granada

Su riqueza de antioxidantes ha hecho que se considere como un “superalimento” para favorecer el bienestar físico y mental.

También contiene aminoácidos esenciales y fibra, que promueven la limpieza de la sangre para lograr una óptima oxigenación de las células.

SHARE

Leave a Reply