Seúl vigila una base norcoreana ante posibles preparativos para otro lanzamiento

0
8
482853

COREA DEL NORTE MISILES

Seúl, 12 abr (EFE).- El ejército surcoreano dijo hoy que vigila la base de submarinos de Sinpo, centro de desarrollo norcoreano de misiles balísticos para sumergibles (SLBM), ante el movimiento detectado en los últimos días que podría indicar preparativos para un nuevo lanzamiento.

“Nuestro ejército ha estado analizando de cerca y vigilando los movimientos militares de Corea del Norte, con los responsables de inteligencia de la República de Corea (nombre oficial del país) y EE.UU. manteniendo una estrecha cooperación”, explicó hoy en rueda de prensa el portavoz del Estado Mayor Conjunto (JCS), Kim Jun-rak.

“Tenemos en mente cualquier posibilidad”, explicó en declaraciones que recoge la agencia Yonhap.

En los últimos días, fotografías tomadas por satélite de Sinpo (en la costa oriental, unos 230 kilómetros al noreste de Pionyang) han mostrado como se ha llevado a un dique seco una plataforma de lanzamiento sumergible, utilizada en su momento para probar el SLBM Pukguksong-1.

Las últimas imágenes, del 10 de abril, parecen indicar que se ha retirado el tubo de lanzamiento de la plataforma, según el análisis realizado por la página web especializada 38 North.

Esto sugiere que “se están realizando modificaciones” en la plataforma, bien para mantenimiento o bien para instalar “un nuevo tubo o estructura de lanzamiento para acomodar misiles balísticos para submarino (SLBM) más grandes”, según los analistas de la web.

Durante el congreso del partido único celebrado en enero el líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió a EE.UU. de que si no formula vías para retornar al diálogo sobre desarme y relajación de sanciones -estancado desde 2019- Pionyang realizará nuevos ensayos de armas.

Entre el listado de activos militares en desarrollo, Kim mencionó el nuevo submarino que Corea del Norte viene diseñando y al que los analistas han apodado Sinpo-C.

El Sinpo-C, cuyas primeras imágenes publicó la propaganda en 2019 coincidiendo con una visita del propio Kim al astillero de Sinpo, es una versión mejorada y más grande de su submarino Sinpo original, al que Corea del Norte llama “Gorae” (ballena, en coreano) y con el que lanzó un SLBM, el Pukguksong-1, por primera vez en 2016.

Se cree que el Sinpo-C pesaría unas 3.000 toneladas, tendría propulsión nuclear y capacidad para cargar 3-4 SLMBs (el Sinpo original solo puede cargar uno).

Muchos analistas sospechan que la plataforma sumergible de lanzamiento podría pues estar modificándose para testar un nuevo tipo de SLBM para el Sinpo-C.

Tras varios meses sin realizar pruebas de armas, Pionyang ejecutó dos test de misiles a finales de marzo, en un momento marcado por una revisión de la nueva estrategia de Washington para lidiar con Pionyang.