Sergio apela a la entereza y personalidad para sumar tres puntos ante Betis

0
5
505633

FÚTBOL REAL VALLADOLID

Valladolid, 30 abr (EFE).- El entrenador del Real Valladolid, Sergio González, ha apelado a la “entereza y la personalidad” que llevaron al equipo a empatar en el último encuentro ante el Athletic, tras ir perdiendo, para poder sumar tres puntos ante el Betis, este domingo, en el José Zorrilla.

“Esa capacidad de reacción que demostró el equipo ante el Athletic, sus ganas de seguir en Primera, debe reforzarnos para competir bien ante el Betis y lograr la victoria. Debemos afianzarnos en las fases buenas, tratando de ser más efectivos en ellas, y estar más juntos en las malas”, ha advertido.

En rueda de prensa telemática, el técnico catalán ha comentado que “tener 90 minutos completos es difícil” y, sabiéndolo, considera clave “ser capaces de materializar las ocasiones cuando se domina el partido, y sobrevivir con más fuerza y cohesión cuando es el rival el que lo hace”.

En su opinión, “la producción ofensiva ha sido abultada, excepto en Elche, pero hay que mejorar la definición, mientras que en la parcela defensiva es importante mantener la portería a cero, porque eso fortalece ir al ataque con más convicción” y, con la presión que tienen ahora “minimizar el error es lo que permitirá puntuar”.

Sergio tiene claro que en el campo, y fuera de él “todos tienen que ser líderes”, aunque es lógico que la gente “más experimentada dé un paso adelante y se haga notar más en los momentos de nerviosismo”, pero es importante que “haya líderes zonales y grupales”, porque lo determinante “es el colectivo”.

“Emocionalmente, el último tramo ante el Athletic fue brutal, con esa rabia y esa unión, que es la fuerza que se necesita ante un equipo como el Betis, al que le gusta tener la pelota, que canaliza bien el juego, combina bien y tiene laterales que se incorporan al ataque”.

Además, el cuadro andaluz “cuenta con jugadores importantes, como Sergio Canales, que es el motor del equipo, junto a Fekir, sin olvidar a Borja Iglesias, que tiene muchas virtudes, o a Guardado, quien da mucho temple” y por ello considera clave “tapar las líneas por dentro”.

Con una recta final de liga de muchos partidos consecutivos, el entrenador del Real Valladolid considera que “se debe priorizar el sacar el once que se considera que va a ganar al rival y a darlo todo, pero hay situaciones límite y jugadores que acumulan mucho desgaste, de ahí que se produzcan rotaciones”.

“Trabajamos dialogando mucho con todos, sabiendo lo que necesitamos para cada partido y ahora lo fundamental es que todos se expriman al máximo en el campo”, ha matizado Sergio, quien dispondrá de toda la plantilla, a excepción de Raúl Carnero, lo que le obligará a hacer descartes.

Al respecto, ha señalado que “nadie merece quedarse fuera de la convocatoria y, si bien en otros momento se intenta hacer más gestión de vestuario y empatizar, ahora lo que toca es ejecutar y buscar las mejores opciones posibles para cada compromiso”.

Es consciente de que el equipo ha tenido “pocas semanas de alegría desbordante”, pero en muchos partidos que han empatado “se ha estado más cerca de la victoria” y por ello cree que hay que “acogerse al talento y a la competitividad que se ha demostrado, porque se hacen muchas cosas bien”.

“De hecho, estamos sumando una racha en la que hemos sido mejores que el rival en muchas fases del partido, aunque luego eso se ha oscurecido por los fallos que han derivado en un gol del contrario, pero tenemos que creer en nosotros mismos para sacar esto adelante, con honestidad y ambición”, ha añadido.

Por último, en cuanto al regreso de Kiko Olivas a la convocatoria, Sergio ha advertido de que “hay que ir con cautela para intentar que siga creciendo con el equipo”, al tiempo que ha admitido que su vuelta ha supuesto “un refuerzo emocional brutal para el equipo”.