Sergio admite que tiene “pocos argumentos” para mantener el esquema táctico

0
7
501498

FÚTBOL REAL VALLADOLID

Valladolid, 27 abr (EFE).- El entrenador del Real Valladolid, Sergio González, ha advertido este martes de que tiene “pocos argumentos” para mantener su habitual esquema táctico, un 4-4-2, ya que “no ha producido resultados”, aunque ha puntualizado que “con él los jugadores se encuentran cómodos”.

“Yo no veo que pregunten a Lopetegui o a Marcelino si cambian su esquema de juego pero, en el caso del Real Valladolid, el mismo dependerá del potencial y del rendimiento que saque a los futbolistas, para ir a por los tres puntos de inicio y poder adaptarnos a lo que depare el encuentro”, ha añadido.

Según ha comentado en rueda de prensa telemática “lo pasado ya no se puede cambiar, con lo que lo que hay que hacer es volver a competir, demostrar que hay talento, fútbol, capacidad y que se puede ser más completos como equipo, aguantar todo el partido y apretar los dientes en las fases malas”.

Es consciente de que este miércoles, ante el Athletic, el conjunto blanquivioleta tiene otro reto determinante y sabe que no va a ser un rival fácil “porque quiere reivindicarse, tras perder las dos finales, y acabar la temporada de la mejor forma posible, como ya demostró en la anterior jornada ante el Atlético de Madrid”.

“Tenemos que saber sufrir, cerrar bien las subidas de sus centros laterales, sus golpeos al borde del área, sus basculaciones y verticalidades, porque les gusta jugar arriba, con gente como Iñaki Williams, que rompe los espacios, o Villalibre o Sancet, que saben llegar”, ha analizado.

En su opinión, con ese sistema táctico de 4-4-2 el conjunto vasco ha creado “un equipo compensado y equilibrado”, por lo que será otro encuentro complejo, en el que no podrá contar con Kenan Kodro, al estar cedido al Real Valladolid por el Athletic, pero sí con Javi Sánchez y Hervías.

En cuanto a la posible rotación en la portería, ha comentado que “los dos porteros son importantes para el grupo y su rendimiento ha sido parejo, ya que han salido por inercias, y ambos tendrán minutos en los próximos partidos”.

En cuanto a la posibilidad de que haya público en los estadios en los últimos partidos de liga, ha apuntado que, personalmente, querría que “mañana Zorrilla estuviera lleno, porque el equipo hubiera rendido más con su gente al lado, que le hubiera dado el aliento y el refuerzo que ha necesitado en muchos momentos”.

“Creo que, con la afición, los jugadores habrían estado más activados y las cosas habrían sido diferentes, pero tengo claro que contar ahora con público supondría desnivelar la igualdad, al acabar la temporada de una forma diferente a como se ha empezado”, ha apostillado.

Sergio confía en que, en el campo del Athletic, el equipo “se lo crea más”, porque “está preparado para dar un paso adelante, al haber gente con experiencia, y debe hacerlo”. “Eso es lo que marca la diferencia, el saber gestionar esos momentos malos en los que el exceso de responsabilidad te puede”, ha concluido.