Separación de menores migrantes no reduce detenciones de familias en frontera

0
28

Washington, 8 ago .- Las separaciones de menores de inmigrantes en la frontera sur impulsadas por el Gobierno del presidente, Donald Trump, no han tenido el efecto disuasorio buscado y la proporción de familias detenidas al entrar al país aumentó en los dos últimos meses, según datos oficiales publicados hoy.

Como había sucedido en junio, las estadísticas de julio muestran un incremento del porcentaje de familias arrestadas en el límite con México respecto al total de aprehensiones de inmigrantes irregulares registradas ese mes por la Patrulla Fronteriza, informó el Departamento de Seguridad Nacional.

El portavoz de dicho departamento, Tyler Houlton, culpó a los tribunales de no permitirles implementar sus medidas tal y como desearían, y explicó en un comunicado que “la incapacidad para aplicar las consecuencias a quien viola la ley amenaza la seguridad del país y de sus comunidades”.

De este modo, en julio la proporción de familias que viajaban juntas y que fueron detenidas alcanzó el 29,57 % (9.258 personas) del total de interceptados en la zona fronteriza meridional, en comparación con el 27,67 % (9.434 detenidos) de junio y con el 23,51 % (9.485 detenidos) en mayo.

Los datos publicados hoy por el Gobierno dejan entrever que las políticas de “tolerancia cero” impulsadas por la Administración Trump no lograron el efecto disuasorio buscado en la llegada de familias.

Esas medidas de “tolerancia cero” fueron aplicadas a partir de abril, cuando el fiscal general, Jeff Sessions, ordenó que todos los inmigrantes que accedieran al país irregularmente por la frontera sur fueran procesados criminalmente, lo que en la práctica suponía la separación de familias.

A finales de junio, Trump se vio obligado a alterar estas nuevas medidas tras la acuciante presión, incluso dentro de su partido, que le acusaba de “inhumanidad”, por lo que ahora los padres e hijos pueden permanecer juntos en centros de detención de inmigrantes, aunque la viabilidad legal de la medida es incierta.

Sin embargo, las políticas de “tolerancia cero” siguen en vigor y los adultos que llegan sin menores son procesados criminalmente, algo que según el Gobierno ha provocado una caída del total de aprehensiones.

Los datos presentados sí que muestran un descenso en la llegada total de inmigrantes irregulares desde mayo, cuando se alcanzó el máximo durante este año fiscal -iniciado en octubre-, con 40.333 personas detenidas, ya que en junio hubo 34.095 arrestados y en julio, 31.303.

La cifra de julio, sin embargo, es significativamente superior a la del mismo mes de 2017, cuando el total de aprehensiones alcanzó los 18.187 inmigrantes.

Como en 2018, en 2017 también se registró una tendencia al alza en la proporción de familias detenidas durante estos tres meses, aunque el porcentaje respecto al total de arrestos fronterizos es muy inferior.

En mayo de 2017, las detenciones de familias supusieron el 10,89 % del total; en junio, el 14,43 % y en julio, el 18,63 %.

Por otra parte, los datos muestran que en los últimos tres meses ha crecido significativamente respecto al mismo período de 2017 el número de inmigrantes que quedaron bajo custodia estadounidense en la frontera, una categoría que engloba las detenciones a irregulares y las personas que fueron rechazadas en puntos de accesos legales.

Mientras que en julio de 2017 se contabilizaron 25.019 personas dentro de esa categoría; en 2018 fueron 39.953, un número más próximo al registrado durante ese mes de 2016, con 46.966 personas bajo custodia. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply