Senador opositor critica que Abdo Benítez “no tiene capacidad para gobernar”

0
3
555056

PARAGUAY POLÍTICA

Asunción, 10 jun (EFE).- El senador Hugo Richer, de la formación opositora de izquierdas Frente Guasu, criticó este jueves al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, por no tener “la capacidad para gobernar y conducir” el país ante la situación de urgencia que genera la pandemia, con hospitales saturados, falta de vacunas y 10.278 muertos.

Durante su intervención en la sesión del Senado este jueves, Richer denunció que la existencia de “un Estado esquelético” que no responde a las demandas actuales de la sociedad.

“En este momento, en esta crisis sanitaria (el Estado) no tiene músculos, no tiene reflejos y quien representa desde el Gobierno, me refiero al presidente de la República (…), va como en una montaña rusa y muchas veces se aferra fuertemente a su silla para no caer”, expresó el senador.

Para Richer, Abdo Benítez “está ausente” y, a su juicio, lo ha demostrado con su actitud.

“Acaso él, en medio de esta dramática situación, llamó a los partidos a un gran encuentro en busca de un gran consenso para ver qué vamos a hacer con las vacunas, con los remedios, con la terapia intensiva…”, expresó.

También se preguntó ante el resto de colegas por qué no se cambia al presidente, aunque aclaró que no está “haciendo campaña por el juicio político”.

Richer reconoció que “por acción o por omisión” el resto de actores de los órganos de decisión del Estado también tienen su parte de “responsabilidad” en la situación actual y lamentó la falta de proyectos.

“Desde los partidos políticos y grupos empresariales hay que promover esta reflexión de qué hacer en los próximos tres años y tomar decisiones ahora. El costo puede ser peor. Tenemos un presidente ausente que no está en condiciones de convocar a esta necesidad del gran dialogo nacional”, concluyó Richer en su intervención.

Paraguay, un país con poco más de 7 millones de habitantes, acumula 382.231 contagios desde el comienzo de la pandemia, en marzo de 2020, con 10.278 fallecidos y 314.155 recuperados.

La cifra de contagios y muertes sigue en aumento, mientras los hospitales se encuentran con máxima ocupación de camas y pacientes en espera, a lo que se suma la falta de oxígeno para atender los problemas respiratorios derivados de la enfermedad.