Senado de Florida aprueba medida para cambios al voto electoral por correo

0
7
501036

ELECCIONES

Miami, 26 abr (EFE News).- El Senado de Florida aprobó este lunes un polémico proyecto de ley que, entre otros cambios, requiere que los votantes del estado vuelvan a solicitar boletas de voto por correo, echando por tierra la ley vigente que garantiza la inscripción hasta 2022.

Aprobado en el Senado estatal con 23 votos a favor y 17 en contra, este proyecto de ley llega ahora a la Cámara de Representantes, de mayoría republicana al igual que el Senado, que en estos momentos trabaja en sacar adelante una medida similar.

Legisladores demócratas han criticado este proyecto de ley porque, a su juicio, condiciona la votación electoral por correo y equivale a una “supresión de votantes”.

Entre la docena de cambios que introduce la nueva normativa a la ley electoral vigente está la supervisión de funcionarios electorales y la forma en que se cuentan y revisan las papeletas de voto por correo.

La nueva ley requiere que los votantes de Florida vuelvan a solicitar boletas de voto por correo, echando por tierra la ley vigente que garantiza la inscripción hasta 2022, algo que ha desatado la oposición de legisladores y activistas por el derecho al voto, quienes dicen que el proyecto de ley crearía nuevas barreras importantes para los votantes.

La normativa se aprueba después de la cifra récord de 4,8 millones de floridanos que votaron por correo en la elecciones generales de noviembre pasado.

Los demócratas llamaron al proyecto de ley “una táctica de supresión de votantes”, destinada a aplastar el apoyo récord de voto por correo a su partido en 2020, especialmente en las áreas metropolitanas más grandes del estado.

En 2020, 2,1 millones de demócratas votaron por correo, en comparación con 1,5 millones de republicanos y 1 millón de votantes que no estaban afiliados a ningún partido.

“Este proyecto de ley es solo una forma vengativa de tratar de castigar a las personas por una elección que a algunas personas simplemente no les gustó a nivel nacional”, dijo hoy la senadora estatal demócrata Audrey Gibson.

“No es un indicio de fraude, solo mucha gente decidió que estaban hartos y querían votar”, señaló.

Los demócratas señalaron que se trata del segundo proyecto de ley de votación altamente polémico defendido por los legisladores republicanos en los últimos dos años, tras una ley que reguló en 2019 el derecho al voto de los expresidiarios.

En noviembre de 2018 se aprobó un plebiscito con el respaldo del 64 % de los votantes según la cual más de 1,4 millones de exreos podían restaurar sus derecho al voto

Pero una nueva ley aprobada por el Legislativo y firmada por el gobernador republicano Ron DeSantis en 2019 obliga a los expresidiarios a pagar sus deudas para recobrar su derecho al voto.