Esto es algo que nos ha pasado y  suele pasar a todas, sin excepción alguna. Y es que a veces tienes pequeños problemas para elegir el tono correcto de maquillaje, sobre todo de básicos, como los polvos o la base. Pero no te preocupes,  hoy te voy a ayudar qeue aciertes en el tono necesitas, según tu color de piel.

Antes de ver qué tono es para ti, debes saber que los tonos de piel están divididos en tres grupos, así que lo primero que debes hacer es identificar al grupo al que perteneces: rosé, beige y dorado.

Los rasgos de la piel rosé o fría son estos:

•Tez: muy clara, clara o rosada

• Pelo: negro, rubio, rubio rojizo, castaño claro, oscuro, rojizo o pelirrojo.

• Color de ojos: todo tipo de colores.

Perteneces a este grupo si las venas de tu muñeca con azules o moradas; las joyas de plata lucen mucho mejor en ti que las de oro y, si, es que te expones al sol, tu piel se ve azulada.

Los rasgos de la piel beige o cálida son estos:

• Tez: fondo amarillo o hacia olivo.

• Pelo: oscuro.

• Color de ojos: generalmente oscuro o miel.

Perteneces a este grupo si las venas de tu muñeca son verdes; las joyas de plata y oro lucen bien en ti y, si, es que te expones al sol, tu piel se ve más amarilla.

Los rasgos de la piel dorada son estos:

–Tez: fondo dorado o chocolate

-Pelo: oscuro:

-Color de ojos: generalmente oscuro.

Eres de este grupo si tus venas en la muñeca son generalmente verdes o color olivo; las joyas de oro lucen mucho mejor en ti y, si, cuando te expones al sol, tu piel se ve dorada.

De todas formas puedes pedirle las muestras de la base tu consultora, para que pruebes los tonos.

Me imagino que ya tienes las bases contigo, así que pon mucha atención: asegúrate que, al probarlas, estés en un lugar con buena luz. Esta puede ser luz natural o luz blanca artificial. Si es la primera, debe venir del lado izquierdo de tu rostro; si es la artificial, debe darte de frente, como en los tocadores de maquilladores profesionales.

Ahora sí, a aplicarla.

La mejor ubicación para probarla es en la quijada. No directamente en el rostro ni en el cuello, ni en la muñeca ni en las manos. Pon un poco en uno de tus dedos y aplica en la zona de la quijada. Si por más que tratas de difuminar la base el tono sobre sale mucho de tu rostro, es que no es el indicado. Lo que tiene que suceder es que debe ‘desaparecer’ o desvanecerse en tu piel.

Y listo, si ya tienes el color de base perfecto para tu piel, solo hace falta aplicarla uniformemente sobre el resto de tu rostro.

Leave a Reply