Secretario de Veteranos destituido apunta intereses económicos como causa

0
61

Washington, 29 mar .- David Shulkin, que este miércoles fue destituido por el presidente Donald Trump como secretario de Asuntos de Veteranos, apuntó hoy a luchas dentro de su departamento, motivadas por intereses políticos y el deseo de algunos de privatizar diversos servicios, como causa de su despido.

“Desafortunadamente, el Departamento se ha visto envuelto en una lucha de poder brutal, con algunos miembros designados por motivos políticos optando por promocionar sus intereses en vez de aquello que es mejor para los veteranos”, señaló Shulkin en un artículo de opinión publicado hoy en la edición impresa de The New York Times.

El alegato de Shulkin se produce pocas horas después de que Trump anunciara mediante un mensaje de Twitter su destitución y la designación de su hasta ahora médico personal, el almirante Ronny L. Jackson, como su sucesor al frente del Departamento.

Aunque la Casa Blanca no ha ofrecido ninguna justificación sobre su despido, hace meses que Shulkin se encontraba en el disparadero por presunta malversación de fondos públicos, acusado de haber utilizado las arcas del departamento para sufragar gastos personales, como algunos viajes de su esposa, Merle Bari.

Sin embargo, Shulkin obvió en su texto estas acusaciones y justificó su salida por motivos puramente económicos y partidistas.

“Estoy convencido de que la privatización es una cuestión política que tiene por objetivo recompensar a un grupo selecto de personas y compañías mediante beneficios (económicos), aunque se socave el cuidado a los veteranos”, aseguró.

En su misiva, Shulkin destacó algunos de los logros alcanzados durante su dirección del Departamento, como la mejora de los servicios psicológicos para veteranos o el bajo índice de desempleo entre aquellos que en su día sirvieron en las Fuerzas Armadas, el cual, según dijo, es el menor registrado “en años”.

Sin embargo, “estos éxitos en el departamento han intensificado las ambiciones de gente que quiere poner la atención médica de los veteranos en manos del sector privado”, lamentó el funcionario de 50 años de edad.

Shulkin, que a comienzos del año pasado fue considerado una anomalía en el proceso de formación del Gabinete del recién elegido presidente por tratarse de uno de los pocos elegidos por Trump con experiencia previa en la Administración, se jactó hoy de haber recibido el apoyo unánime del Senado a su nombramiento.

“Sólo podemos esperar que nuestros hijos e hijas arriesguen sus vidas y luchen por nuestra libertad si mantenemos nuestra promesa de encargarnos de ellos cuando vuelven a casa quebrantados, heridos o traumatizados”, concluyó Shulkin. EFEUSA

Leave a Reply