EFE/Redacción HOLA | [email protected]

Charlotte, NC.-  Pedro Salmerón, el joven salvadoreño de 19 años detenido en el Centro de Detención de Stewart en Lumpkin, Georgia, se salvó de ser deportado luego que una de sus apelaciones fuera denegada y tras ello trasladado, el pasado jueves 28 de julio,  al centro de detención La Salle, en el estado de Luisiana.

Britt Thames, abogado del joven, presentó ante un juez de inmigración de Georgia un recurso de emergencia para que Salmerón no sea deportado.

El viernes por la tarde Brian S. Acuna, Oficial de Aplicación de la Ley y Operaciones de Remoción de la oficina de ICE en Nueva Orleans, aseguró a la oficina de la congresista demócrata Alma Adams que Salmerón no sería deportado y que la oficina de ICE en Atlanta permanecerá a cargo del caso.

A nivel de las redes sociales varias organizaciones proinmigrantes iniciaron una campaña de llamadas a  ICE y a los congresistas que han respaldado la lucha por estos jóvenes para pedir una vez más por su liberación.

Byron Martínez, de la organización de derechos civiles Unidos We Stand del condado Gaston, dijo que el pasado 9 de mayo el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) informó a Pedro Salmerón que había aceptado su petición de asilo. “Este documento dice claramente que no puede ser deportado mientras su caso de asilo no se decida”, aseguró.

Carmen Salmerón, madre del joven, se enteró que el traslado de su hijo se hizo a la 1 de la mañana, gracias a la comunicación de la madre de otro detenido.  La angustia se apoderó de la familia por el desconocimiento del paradero de Salmerón.

Ayuda efectiva

La congresista Alma Adams, quien viene interviniendo por la liberación del joven estudiante, dio a conocer el jueves por la tarde su postura de rechazo ante el giro de los sucesos con Salmerón.  El viernes 29 de julio, en otro comunicado, Adams se alegró en comunicar que el joven había obtenido una remoción de deportación ante la Junta de Apelaciones de Inmigración.

“Mi oficina ha sido diligente en sus esfuerzos, trabajando con oficiales de ICE y el Departamento de Seguridad del Estado para apelar la deportación previa de Pedro”, dijo, asegurando que “mientras no sea liberado continuaremos monitoreando la situación y haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para regresar a Pedro a su familia”.  Adams mencionó  que como madre no puede imaginarse la terrible situación de que le quiten a su hijo y lo pongan en el quebrado sistema migratorio, “otro recordatorio de la necesidad que tenemos por una reforma migratoria integral”.

La liberación de Salmerón es todavía un tema pendiente, pero según Ana Miriam Vasquez, de UNISAL, seguirán luchando hasta conseguir que salga del centro de detención para pelear su caso desde su hogar.

Leave a Reply