Se lucha por programas que están en el ‘limbo jurídico’

0
83

• Hasta el Capitolio, en Washington DC, viajó una delegación para buscar el apoyo de los congresistas y representantes de Carolina del Norte. Los líderes hispanos no quitan el dedo de los programas que benefician a los inmigrantes.

Por William Viera | [email protected]

Winston-Salem, NC.- Con la presencia de 80 personas hispanas y estadounidenses, comunicándose en español y en inglés, se realizaron charlas de convivencia, el pasado domingo 15 de septiembre, en un salón de la ‘Iglesia Trinity Presbyterian’. De paso se hizo un balance de la visita a Washington DC que cumplieron líderes provenientes de las áreas del Triángulo, Charlotte y Piedmont Triad.

La comitiva viajó en dos buses, el 10 de septiembre, y estuvo integrada por un centenar de voceros que tenían la misión de dialogar con senadores y representantes demócratas y republicanos sobre tres puntos vitales para la comunidad inmigrante que lleva viviendo muchos años en Estados Unidos.

Una delegación de Carolina del Norte viajó en dos buses hasta Washington DC para dialogar con congresistas sobre tres programas que siguen en el ‘limbo jurídico’.

Sin embargo, el grupo de los 100 que fue dividido para cumplir con el objetivo de exponer sus inquietudes ante los inquilinos del Senado, especialmente con los que representan a Carolina del Norte, se encontraron que en ese momento se realizaba una sesión de votación.

“Nos sentimos defraudados”, dijo Óscar Zúñiga, uno de los pastores que viajó con la delegación e integrante del Congreso de Organizaciones Latinas.

La intención de los viajantes era pedirle al senador republicano Tom Tillis y a otros congresistas su apoyo al proyecto de ley HR6 ‘The American Dream and Promise Act of 2019’ conocida como ‘Ley del sueño’, que daría protección permanente con camino a la ciudadanía a miles de inmigrantes con Estatus de Protección Temporal (TPS), Acción Diferida (DACA) y Salida Legal Diferida (DED).

La propuesta legislativa le daría a las personas con TPS, DACA y DED el estatus de residente permanente legal por 10 años y de paso cancelaría los procedimientos de expulsión del país, si su caso lo amerita.

El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara de Representantes el pasado 4 de junio y transferido al Senado en donde se espera sea debatido y votado.

¡Otra vez!

Durante la charla informativa de dos horas que se hizo en Winston-Salem, en la iglesia Trinity Presbyterian, se conoció que Tillis y Richard Burr, el otro senador de nuestro estado, también republicano, estuvieron, ¡otra vez!, ausentes para su gente.

   Pero no todo fue negativo. En la oficina de Tillis, en el Capitolio, estuvo Sydney Sincher, asesora de asuntos de inmigración, quien escuchó a la comitiva designada.

“Nos explicaron que el senador Tillis apoya a DACA y el trabajo que se hace para asegurar la frontera mientras que nosotros, a la señora Sincher, le expusimos el motivo de nuestra visita en el sentido que el senador sea auspiciador de ese proyecto legislativo que le daría tranquilidad a la comunidad latina para continuar buscando oportunidades”, dijo Zúñiga, pastor de la Iglesia Nueva Esperanza.

Un informe

Enrique Catana, quien trabaja en el área de la salud en Wake Forest Baptist Medical Center, y es beneficiario de DACA, fue otro de los que estuvieron en Washington y dio a conocer datos relacionados con el aporte de la comunidad hispana en el estado norcarolino.

Enrique Catana estuvo en Washington DC y dio a conocer cifras relacionadas con el beneficio que recibe Carolina del Norte con el aporte de la comunidad inmigrante.

“La economía de Carolina del Norte se beneficia, anualmente, con más de 500 millones de dólares en los pagos de impuestos federales, estatales y locales que realizan 65 mil 400 personas que están bajo los programas de DACA, TPS y DED. Las cifras han sido suministradas al gobierno por la organización ‘Center for American Progress’. En mi caso, si se termina DACA, programa que tengo desde hace cinco años y que cambió mi vida, no sé de dónde va a salir el dinero para pagar mis cuentas si llego a perder mi trabajo”, dijo Catana.

Los líderes hispanos siguen luchando por los programas que  benefician a los inmigrantes, pero que se encuentran en el ‘limbo jurídico’ debido a la actual administración de la Casa Blanca.

Leave a Reply