Home Estados Unidos Se entrega exagente FBI acusado de soborno junto a exgobernadora Puerto Rico

Se entrega exagente FBI acusado de soborno junto a exgobernadora Puerto Rico

La exgobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez (c), comparece ante los medios de comunicación junto a su abogado Ignacio Fernández de Lahongrais (i), a su salida del Tribunal Federal, en San Juan (Puerto Rico). EFE/ Thais Llorca

San Juan, 9 ago (EFE).- El exagente del FBI Mark Rossini, acusado en un caso de corrupción junto a la exgobernadora de Puerto Rico Wanda Vázquez, se entregó este martes a las autoridades federales y se declaró no culpable de los cargos en su contra.

Rossini compareció vía teleconferencia en una vista inicial ante la jueza Camille Vélez Rivé, del Tribunal Federal de San Juan, según informó la corte del distrito de Puerto Rico.

La magistrada le impuso una fianza de 50.000 dólares y condicionó su libertad a que se mude a Estados Unidos, pese a que el abogado de Rossini pidió que se le permitiera seguir viviendo en España a la espera del juicio.

La jueza alegó que para tenerlo vigilado es necesario que esté en EE.UU., aunque indicó que podrá viajar a España para continuar recibiendo el tratamiento médico para el cáncer que sufre.

El acusado ofrecía asesoría al venezolano Julio Herrera Velutini, dueño de Bancrédito International Bank, también imputado en este caso de corrupción.

Tanto Rossini como Herrera y Vázquez enfrentan cargos por conspiración, soborno a programa federal y fraude electrónico, por los que podrían ser condenados a un máximo de 20 años de prisión de ser declarados culpables.

Según la acusación formal, Herrera y Rossini supuestamente pagaron más de 300.000 dólares a asesores políticos en apoyo a la campaña electoral de Vázquez de 2020.

A cambio, la exgobernadora despidió al comisionado de la agencia reguladora de instituciones financieras OCIF, que investigaba al banco de Herrera.

Vázquez, quien fue gobernadora de la isla entre 2019 y 2021 y secretaria de Justicia entre 2017 y 2019, también se ha declarado no culpable de los cargos que se le imputan.

Este caso se suma al de varios alcaldes, exalcaldes y altos funcionarios que han sido detenidos y acusados de corrupción y de aceptar sobornos en el último año en Puerto Rico.

Exit mobile version