Se acaba la paciencia de Francia con Reino Unido por las licencias de pesca

0
16
711639

FRANCIA R.UNIDO

París, 27 oct (EFE).- Francia dijo este miércoles que se le acaba la paciencia en el contencioso con el Reino Unido por las licencias de pesca en aguas británicas a las que considera que tiene derecho por el acuerdo del Brexit y que tiene preparada una batería de represalias que empezarán a aplicarse la semana próxima.

“Faltan casi el 50 % de las licencias a las que tenemos derecho. Es una situación que no es aceptable y nuestra paciencia ha llegado al límite”, subrayó este miércoles el portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal.

El plazo que las partes se habían dado para una conciliación sobre esas licencias para faenar en aguas de las islas anglo normandas termina a finales de mes, de forma que Attal señaló que si Londres no cambia de postura, Francia empezará a poner en marcha una serie de medidas de represalia desde el 2 de noviembre.

“Las cosas están claras -afirmó-. No permitiremos que Gran Bretaña utilice el acuerdo del Brexit de felpudo”.

El portavoz aseguró que han transmitido a los británicos las informaciones que justifican las demandas de licencias y que, ante la negativa del Reino Unido, se han movilizado con la Comisión Europea con reuniones hasta con la presidenta, Ursula von der Leyen.

En paralelo, el Gobierno ha establecido una serie de medidas nacionales que se detallarán el jueves o el viernes, y que esta mañana se han comunicado a los responsables de los ayuntamientos y de las regiones francesas (Normandía, Bretaña y Hauts de France) afectadas por este contencioso pesquero.

No obstante, Attal ya avanzó que se prevé realizar un control sistemático de los productos pesqueros importados del Reino Unido, que se prohibirán desembarcos en puertos franceses y también serán objeto de escrutinio los camiones.

Igualmente se contempla interrumpir o reducir el suministro energético de las islas anglo normandas, que están ubicadas frente a la costa francesa desde donde se abastecen.

“Nuestro deseo -insistió- es que el acuerdo establecido se respete”, pero “nuestra paciencia ha llegado al límite”.