Miami.- El gobernador de Florida, Rick Scott, ratificó su apoyo a medidas que sirvan para “acabar” con el “régimen” de Nicolás Maduro en una reunión con miembros de la comunidad venezolana celebrada en Miami Lakes.

Los venezolanos radicados en el sur de Florida defendieron la necesidad de una “intervención humanitaria” en Venezuela ante una situación que calificaron de “devastadora” e instaron a Scott a usar su influencia en la Casa Blanca para endurecer las acciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Tras la reunión, celebrada en una universidad de Miami Lakes, el gobernador aseguró que las iniciativas legislativas que propuso el pasado año para prohibir cualquier negocio con el Gobierno de Venezuela “están ahora en la Cámara de Representantes” y espera del mismo modo que “vayan al Senado”.

En la misma línea, el portavoz de la Cámara de Representantes de Florida, Richard Corcoran, presente en la reunión, aseguró que las propuestas del gobernador Scott se convertirán definitivamente en ley este miércoles.

Leave a Reply