La salida de Iglesias obliga a cambios en el Gobierno de coalición en España

0
16
451637

ESPAÑA POLÍTICA

Madrid, 15 mar (EFE).- La salida de Pablo Iglesias obliga a efectuar cambios en el Gobierno de coalición en España, que el presidente del país, el socialista Pedro Sánchez, asegura que no alterarán el acuerdo con el que gobierna desde hace poco más de un año.

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y líder del partido de izquierda Podemos, anunció este lunes por sorpresa que deja el Ejecutivo de coalición con el Partido Socialista para presentarse a las próximas elecciones en la región de Madrid.

Pedro Sánchez, que estaba en Francia cuando su socio de Gobierno hizo el anuncio, garantizó la “continuidad” del acuerdo con Podemos al margen de la salida de Iglesias.

EL LÍDER DE PODEMOS SALE DEL GOBIERNO

La marcha de Iglesias, hasta ahora también ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, no será efectiva hasta el próximo 20 de abril, cuando comience la campaña para las elecciones del 4 de mayo en Madrid, una de las regiones con más peso en la política y la economía españolas y gobernada por el conservador Partido Popular (PP).

El líder de Podemos comunicó su decisión en un vídeo en redes sociales, en el que plantea a Sánchez que la ministra de Trabajo, la comunista Yolanda Díaz, asuma la Vicepresidencia Segunda “que le corresponde a Unidas Podemos” y que otra compañera de su partido, Ione Belarra, le releve como ministra de Derechos Sociales.

Iglesias avanzó que pedirá a Más Madrid, una escisión de Podemos, una candidatura única para evitar que “la ultraderecha” representada por Vox consume un “asalto a Madrid” con un pacto con los conservadores del Partido Popular, que desde 1995 gobiernan en la región.

Aunque los militantes de Podemos tendrán que ratificar su candidatura, no se esperan sorpresas para que su líder, que dirige el partido desde su fundación en 2014, sea su candidato en las elecciones en Madrid, adelantadas después de que la presidenta de la región, la conservadora Isabel Díaz Ayuso, disolviera el Parlamento regional la semana pasada ante la posibilidad de que fuera víctima de una moción de censura por parte de los hasta ahora sus socios de Gobierno, los liberales de Ciudadanos.

SÁNCHEZ GARANTIZA LA CONTINUIDAD DE LA COALICIÓN

Pedro Sánchez estaba en la cumbre con el presidente francés, Emmanuel Macron, cuando se conoció el anuncio y desde Montauban (Francia) sentenció que “va a haber continuidad” en el primer Gobierno de coalición desde la recuperación de la democracia en España.

Aunque no confirmó si Díaz será vicepresidenta segunda, como propone Iglesias, sugirió que lo aceptará porque respeta los acuerdos.

Iglesias asegura que antes de hacerla pública había informado de su decisión a Sánchez, quien señaló que en los próximos días decidirá los cambios en su Gobierno.

Pese a las diferencias que mantiene con el líder de Podemos al formar parte de dos formaciones políticas distintas, el presidente socialista defendió que la coordinación que han tenido ha sido óptima.

Sánchez realizó su primer cambio en el Ejecutivo en enero pasado, a un año de gobernar junto con Podemos, al salir su ministro de Sanidad, el socialista Salvador Illa, para ser candidato en Cataluña, elecciones que ganó aunque sin mayoría suficiente para gobernar.

Una vez celebradas las elecciones del mes pasado en Cataluña (noreste) parecía que se abría un escenario de cierta calma en la política española, sin comicios a corto plazo.

Sin embargo, la semana pasada Ciudadanos anunciaba que rompía con el PP en la región de Murcia (este) para intentar un nuevo Gobierno regional con los socialistas (PSOE), algo que ahora parece inviable, después de que tres diputados liberales hayan retirado a última hora su apoyo a ese acuerdo, lo que ha sumido al partido centrista en una seria crisis interna.

El anuncio de una moción de censura en Murcia llevó a la presidenta de Madrid a disolver el Parlamento regional para anticipar elecciones, argumentando que temía que Ciudadanos también pudiera anunciarla en esta región.

El paso dado por Iglesias se interpreta como una apuesta para salvar su partido ante unas encuestas poco favorables, mientras que para Pedro Sánchez puede suponer cierto alivio frente a las tensiones del líder de Podemos con el ala socialista de su Ejecutivo, dejando ver que no le crea mayor problema en el relevo.

El líder del principal partido de oposición, el conservador Pablo Casado, mantiene en cambio que el Gobierno “se tambalea” y la presidenta madrileña Díaz Ayuso se atribuye haber “sacado a Pablo Iglesias” del Gobierno, algo que celebra también Ciudadanos.

Luis Ángel Reglero