Por Walter Gómez | wgó[email protected]

Raleigh, NC.- Con una fuerte presencia de jóvenes y un llamado a resistir en las urnas en el mes de noviembre, el sábado 10 de febrero se realizó la duodécima edición de la “Marcha Moral”, la antigua “Historic Thousands on Jones’, en la capital del estado.

“Marchamos porque nuestros valores religiosos y constitucionales más profundos exigen justicia para todos”, comentó a HOLA News Ana Ilarraza-Blackburn, enlace latino de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), organizadora de la marcha cada año.

Desafiando las condiciones climáticas, cientos de latinos unieron sus voces con miles de participantes y pusieron en el centro de las protestas la cancelación del  Estatus de Protección Temporal (TPS), el limbo que se encuentran los soñadores y la realidad de vivir en ‘santuario’.

“Es muy importante estar aquí apoyándonos y unidos levantar la voz sobre lo que ésta sucediendo”, mencionó  Minerva Cisneros, inmigrante que se apegó a refugio en 2017 para detener su deportación,  quien marchó junto a un grupo de clérigos y activistas del movimiento santuario.

En el cierre de la marcha los representantes de diferentes organizaciones latinas fusionaron su mensaje en el escenario principal sobre los temas que impactan a la comunidad latina.

“Tenemos que seguir luchando juntos y pelear por los derechos de los ‘dreamers’ y las personas que tienen el beneficio de TPS. Debemos salir  y votar para hacer ese cambio”, finalizó Pilar Rocha- Goldberg, directora ejecutiva de El Centro Hispano.

Leave a Reply