Un marcador de pintura dorado y formas de madera contrachapada para hacer una fácil (y sofisticada) pared escalopada.

Las paredes son el escenario perfecto para optimizar la decoración de tus habitaciones sin tener que invertir un presupuesto desmesurado. Unas fotografías o unas láminas impresas con motivos atractivos colgando de los muros inundarán tus espacios de color al tiempo que te ayudarán a crear ambientes llenos de estilo.

Para los más creativos ¿qué tal reservar un espacio de tus paredes para colocar un revestimiento a modo de pizarra? Económico, original y perfecto para repasar los deberes con tus hijos, apuntar la lista de la compra o dejar volar tu imaginación renovando la imagen de tu habitación según tu talento creativo.

Una alternativa muy de moda en proyectos de diseño y decoración de interiores es el empleo de marcos. Atrás quedaron los años en los que su papel se limitaba a albergar imágenes en forma de fotografías o recuerdos, hoy en día es posible encontrarlos decorando paredes, incluso, vacíos. Dale una nueva vida a tus antiguos marcos con un baño de color y decora tu casa con una propuesta low cost de lo más interesante.

Los vinilos decorativos ganan adeptos y es que, al margen de ser un recurso fácil de colocar en la pared y muy económico, pueden cambiar completamente la imagen de cualquier habitación. Si tu presupuesto es limitado, no dudes en consultar la oferta disponible en el mercado… ¡Te sorprenderá!

También puedes encontrar estos revestimientos adaptados a las diferentes estancias de la casa. Su versatilidad y gran cantidad de diseños ha sido y es una de las claves de su éxito como idea de decoración low cost. Recuerda que a la hora de decorar si tienes un presupuesto limitado, es mejor comprar los esencial, porque como bien lo dice la célebre frase: menos es más.

Leave a Reply