Rutte pide extraer lecciones de Afganistán en la lucha antiterrorista tras el 11-S

0
6
658812

ANIVERSARIO 11S

La Haya, 10 sep (EFE).- El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, subrayó este viernes durante un discurso en vísperas del 20º aniversario de los atentados del 11S, que “duele” ver que muchas de las “ambiciones” en Afganistán “resultaron imposibles”, e instó a “reflexionar y extraer lecciones” para el futuro en la lucha contra el terrorismo.

“Todos hemos visto las terribles imágenes de Afganistán. Conseguimos mucho allí como parte de nuestra lucha contra el terrorismo, pero muchas de nuestras otras ambiciones resultaron imposibles. Eso duele y nos obliga a hacer una pausa, reflexionar y extraer lecciones para el futuro”, instó Rutte, en un acto organizado por la embajada estadounidense en La Haya.

El primer ministro en funciones aseguró que “el 11 de septiembre todavía se siente como si fuera ayer”, cuando todos “vimos esas primeras imágenes apocalípticas ante nuestros ojos, tuvimos ese sentimiento repugnante y surrealista, esa incredulidad, y la sensación de presenciar un momento decisivo: el conocimiento de que siempre habrá un mundo antes del 11S y un mundo después”.

En 2001, el mundo se enfrentó a una “dura verdad”, aseguró Rutte, y señaló que “el odio ciego y el extremismo representan una amenaza para nuestras vidas, y a la libertad y tolerancia que tanto valoramos”, por lo que hay que proteger los valores democráticos “incluso si eso significa tomar las armas”.

“La realidad es que, en la lucha contra el terrorismo, el éxito instantáneo es raro. Es una lucha en la que hemos dado pequeños pasos hacia adelante, gracias a nuestros hombres y mujeres en el terreno”, subrayó, al hablar de la “batalla contra el terrorismo en varios puntos del mundo” por parte de la OTAN durante los últimos veinte años.

Sin embargo, pidió “no ceder al cinismo ni al fatalismo” por respeto a las casi 3.000 víctimas de esos ataques terroristas y a las futuras generaciones, y para “seguir protegiendo nuestra forma de vida” y “que el mal nunca triunfe”, aunque lamentó que esos ataques terroristas “cambiaron la vida de mucha gente para siempre”.