Rumanía anuncia que acogerá a cientos de afganos amenazados

0
4
645292

AFGANISTÁN CONFLICTO

Bucarest, 30 ago (EFE).- El ministro del Interior de Rumanía, Lucian Bode, declaró este lunes que el país balcánico está dispuesto a acoger a cientos de ciudadanos afganos amenazados por el trabajo que desempeñaban bajo la administración democrática depuesta por los Talibán en Afganistán.

“Actualmente hay disponibles 751 plazas”, dijo el ministro, en declaraciones a los medios, sobre la capacidad de absorción de los centros de recepción de solicitantes de asilo en el país.

Dijo que Rumanía considerará las solicitudes de asilo de aquellos afganos que trabajaron con las tropas rumanas desplegadas en Afganistán en el marco de la misión liderada por Estados Unidos, así como de “personas que se encuentran en riesgo inminente” como “periodistas” o “magistrados”.

“Estamos preparados para recibir a estudiantes que han recibido becas en Rumanía con una condición: que las verificaciones sean realizadas por las estructuras de seguridad del Estado rumano”, dijo el ministro sobre los procesos de escrutinio a los que, por razones de seguridad, se someterá a quienes soliciten asilo.

El ministro del Interior aseguró también que “Rumanía está preparada para la perspectiva de la oleada de migrantes que se espera”.

“Tenemos efectivos desplegados en la frontera oeste”, dijo Bode en referencia a la frontera con Serbia, por la que miles de afganos han intentado entrar ilegalmente en los últimos meses.

Según datos del Ministerio del Interior, en Rumanía han intentado entrar de forma ilegal 47.000 migrantes en lo que va de año.

De ellos, 10.000 fueron identificados en territorio rumano tras haber ingresado ilegalmente o mientras intentaban salir de manera clandestina, sobre todo por la frontera con Hungría.

Los 37.000 migrantes restantes fueron interceptados antes de que lograran entrar a Rumanía, explicó el ministro.

Desde finales de 2020, Rumanía ha experimentado un crecimiento sin precedentes de llegadas de inmigrantes ilegales de países como Afganistán, Irak o Siria.

La mayoría de estas personas intentan entrar en Rumanía procedentes de Serbia, que no forma parte de la Unión Europea (UE), para después proseguir su viaje hacia países como Alemania, Austria o Francia cruzando ilegalmente a Hungría, que, al igual que Rumanía, sí es miembro de la UE.