Ruanda inicia el despliegue de mil soldados contra el yihadismo en Mozambique

0
14
588784

YIHADISTAS MOZAMBIQUE

Kigali, 9 jul (EFE).- Ruanda empezará hoy el despliegue de mil soldados y policías en Mozambique para luchar contra el yihadismo en el norte de ese país surafricano, que ha causado más de 3.000 muertos desde 2017, según informó este viernes el Gobierno ruandés.

El contingente, solicitado por Mozambique, se desplegará en la provincia de Cabo Delgado, “afectada actualmente por el terrorismo y la inseguridad”, señaló el Ejecutivo ruandés en un comunicado.

La fuerza conjunta trabajará en estrecha colaboración con las Fuerzas Armadas de Defensa de Mozambique (FADM) y las fuerzas de la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC) en sectores de responsabilidad designados.

El contingente de Ruanda “apoyará los esfuerzos para restaurar la autoridad estatal de Mozambique mediante la realización de operaciones de combate y seguridad, así como la estabilización y la reforma del sector de la seguridad”, explicó el Gobierno de Kigali.

Este despliegue, agregó, se basa en las “buenas relaciones bilaterales” entre ambos países tras la firma de varios acuerdos en 2018.

Ruanda anunció esa movilización después de que la secretaria ejecutiva de la SADC, Stergomena Lawrence Tax, informara esta semana al secretario general de la ONU, António Guterres, de la aprobación de Misión de la Fuerza de Reserva de ese bloque de países para combatir a los yihadistas en Cabo Delgado.

“El despliegue tendrá efecto para el 15 de julio de 2021 para un periodo inicial de tres meses y puede extenderse dependiendo de la evolución de la situación”, indicó Tax en una carta fechada el 7 de julio, sin detallar cuántos efectivos integrarán esa misión.

Los líderes de la SADC, formada por 16 países, acordaron el pasado 23 de junio en una cumbre extraordinaria en Maputo el envío de tropas para luchar contra el grupo yihadista Al Shabab en el norte de Mozambique, pero no precisaron el número de militares.

Se esperaba que los líderes se pronunciaran entonces sobre el informe de un equipo de evaluación técnica enviado el pasado abril a Mozambique tras una primera cumbre de la SADC, celebrada también en Maputo el día 8 de ese mes, a la que siguió otra el 27 de mayo en esa urbe.

El informe del equipo, que visitó Cabo Delgado, propone la intervención de una fuerza militar de respuesta rápida de la SADC, formada por unos 3.000 efectivos, si bien los jefes de Estado y Gobierno no concretaron el 23 de junio si se movilizará ese número de soldados.

El detonante de todas estas cumbres fue el brutal ataque cometido por los yihadistas el pasado 24 de marzo en Palma, ciudad costera de Cabo Delgado, donde además se desarrollan millonarios proyectos gasísticos capitaneados por la multinacional francesa Total.

El ataque, que desembocó en un asedio de la ciudad que se prolongó durante varios días, causó decenas de muertos.

Asimismo, unas 70.000 personas se vieron forzadas a dejar sus casas a fecha de 24 de mayo, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), sumándose a las cerca de 700.000 personas que ya habían sido desplazadas por el conflicto.

Al Shabab, que no guarda relación con el grupo homónimo de Somalia, aterroriza el norte de Mozambique desde 2017 y ha causado más de 3.000 muertos, entre ellos más de 1.440 civiles, según las últimas cifras del Proyecto de Datos de Ubicación y Eventos de Conflictos Armados (ACLED).