Roselyn Sánchez: Quise mantener dignidad y majestuosidad de Ricardo Montalbán

0
15
616991

ROSELYN SÁNCHEZ

Miami, 3 ago (EFE News).- Roselyn Sánchez tardó en encontrar la forma de meterse en la piel de Elena Roarke, la sobrina nieta del Señor Roarke, el papel encarnado por el legendario Ricardo Montalbán en la exitosa serie “La isla de la fantasía”. Al interpretar el personaje principal en la nueva versión de la serie, la actriz puertorriqueña explica a Efe que, para ella, “lo importante era mantener la dignidad y el toque de majestuosidad que él le daba al personaje”.

La producción original comenzó a transmitirse en Estados Unidos en 1978 y se mantuvo en el aire hasta 1984, aunque sus creadores aseguran que algún capítulo siempre se está pasando en algún lugar del mundo.

Por eso, Sánchez lo pensó “muy bien” y dedicó “muchísimo tiempo a construir el personaje que representa un momento muy importante en la historia de los latinos en la televisión”.

La edición de 2021 de “La isla de la fantasía” se estrena el 10 de agosto en la cadena Fox.

Grabada en su totalidad en Puerto Rico, cuenta con un elenco que incluye además de Sánchez a los artistas estadounidenses John Gabriel Rodríquez y Kiara Barnes. Esta última es la asistente de Roarke, que en la versión original era el personaje de Tattoo, interpretado por Hervé Villechaize.

En este caso, Barnes es una mujer afroestadounidense que se queda en la isla tras llegar como una mujer de más de 70 años con pocas semanas de vida. Transformada en una joven de unos 20 años, la mano derecha de Elena Roarke se llama Rubi Akuda y es la más alejada del personaje original.

Por el contrario, Sánchez sí quiso acercar a Elena a su famoso ancestro. “Los Roarke siguen siendo presentados como una familia misteriosa. Nadie sabe si son ellos los que tienen la magia o si es la isla. Es algo que quise que fuera incluido en esta nueva etapa de la historia”, relató.

Cuando estaba construyendo el personaje, Sánchez quería mantener el aura del mexicano Montalbán (1920-2009) y al mismo tiempo imprimirle más “ternura, compasión, y hasta un poco de humor”.

“Las guionistas de la serie son mujeres. La mayoría de los episodios fueron dirigidos por mujeres. Los dos personajes principales somos mujeres. Teníamos que imprimirle características femeninas, pero sin que perdiera la fortaleza. Después de mucho trabajo y muchas consultas, estoy muy feliz con lo que logramos”, afirmó.

EN LA ISLA DEL ENCANTO

A diferencia de la serie original, que fue grabada en estudios, “La isla de la fantasía” de 2021 es un derroche de exteriores. El elenco y el equipo de producción pasaron tres meses en Puerto Rico, donde se realizaron las grabaciones.

“Mi país es una isla maravillosa y se convirtió en otro personaje de la serie”, aseguró Sánchez, quien nació en la capital San Juan el 2 de abril de 1973.

“Es una isla donde fluye el talento y es un paraíso. Fue muy especial para mí haber hecho este proyecto allá. No puedo decir que es mérito mío. Cuando me llegó el proyecto ya se había decidido que se haría allí. Sin embargo, me da mucho orgullo ayudar a Puerto Rico y a sus creadores, en especial de proyectos audiovisuales, que necesitan mayor financiamiento”, manifestó.

Según el gobernador puertorriqueño, Pedro Pierluisi, las grabaciones de la serie redituaron a la isla 54,7 millones de dólares y crearon 418 empleos directos.

DE MILAGRO EN MILAGRO

Para Roselyn Sánchez, la posibilidad de ponerse los zapatos de alguien tan icónico como Montalbán es “más que un sueño”. Al igual que los visitantes de “La isla de la fantasía”, la actriz también tiene deseos que le encantaría hacer realidad, como “poder dormir las ocho horas que se recomiendan” y garantizar la salud permanente de su familia, en especial sus hijos Sebella, de 9 años, y Dylan de casi 4 años.

El concepto de la serie sigue a la original: cada semana, durante un capítulo de una hora, los visitantes de la isla llegan esperando milagros y viven experiencias que inicialmente recuerdan aquel dicho de que “hay que tener cuidado con lo que deseas”.

Pero la actriz, quien ha trabajado en series como “Without a Trace” y “Devious Maids”, asegura sentirse tan “feliz y plena, que pedir algo sería ser malagradecida”.

De hecho, subraya que “mi nombre es Roselyn Milagros y siento que todo lo que tengo en mi vida es tan bueno que es como un milagro. Soy muy afortunada”.

616991