•El reconocido abogado Miguel Rosada denuncia la proliferación de supuestos ‘notarios’ en la ciudad, quienes ponen en riesgo los trámites legales de quienes confían en sus servicios y terminan siendo estafados.

Por Norma Martínez  | [email protected]

Jacksonville, FL.- Se ha detectado un creciente número de  notarios ofreciendo consejería legal, haciéndose pasar por abogados, involucrándose en una práctica ilegal en la ciudad de Jacksonville.

Según el abogado Miguel Rosada, abogado con acreditación del Colegio de Abogados de la Florida,  mejor conocido como el  Florida Bar, “el ser notario, no quiere decir que se es abogado. La preparación académica es totalmente diferente”.

Rosada explicó que  para convertirse en notario público en la Florida, el individuo debe tener una edad mínima de 18 años, tener residencia física  legal y permanente del estado de la Florida,  lo que se prueba mediante la presentación de la licencia de conducir, la registración del automóvil o la tarjeta electoral del Estado. Para convertirse en notario,  piden se someta un afidávit de carácter y que se jure se ha leído el capítulos 117 de los estatutos que establecen las responsabilidades y obligaciones que tiene un notario público.

“Un notario público sólo toma un curso de tres horas requerido por el Estado de la Florida y el curso se puede tomar por computadora.  Un abogado debe estudiar aproximadamente  8 años, la carrera es muy costosa y las exigencias para poder obtener el título son intensas”, comentó el licenciado.  “El notario está autorizado sólo para  oficiar bodas, tomar juramento y  verificar la autenticidad de firmas en documentos. Un notario no está autorizado  para ofrecer consejería legal de ninguna índole,  ni puede representar clientes en las cortes”, enfatizó Rosada. 

En la mayoría de países latinoamericanos, los abogados deben sacar su licencia de notarios para poder ejercer la ley, por lo que muchos inescrupulosos aprovechan ese concepto que tienen los hispanos para fraudulentamente ofrecerles asesoría legal o representación en las cortes. Pero en Estados Unidos un notario no es más que un testigo o verificador de ciertos procesos cuyo trabajo respalda con una firma y un sello asignado por el estado.

Infórmese

“Las personas deben verificar la información de la persona que contratarán para representarlos en casos legales. Existe el Colegio de Abogados de la Florida o  Florida Bar  que al acceder a su página www.floridabar.org, se  ofrecen herramientas que permiten saber si la persona tiene permiso para ejercer la práctica de la abogacía en el Estado. 

“Es importante que  la comunidad sepa  que  el que una persona se haya graduado de abogado en su país de origen eso no lo autoriza a ejercer su profesión en los Estados Unidos. Hay un proceso de revalidación mediante exámenes,  que si se aprueban,  permite  que el individuo  sea admitido  en el Florida Bar y pueda prestar representación  en cortes y consejería legal”, comentó el abogado.

“Cuando necesite  servicios legales, exija referencias, el que es abogado tiene una tarjeta de la Barra de Abogados de Florida con un número de asociado que le permite obtener información valiosa sobre el profesional del cual contratará los servicios. No escatime en hacer preguntas ya que la mayoría de las veces los abogados son contratados para encargarse de situaciones que si caen en las manos equivocadas, pueden hacer  que se pierdan derechos y causar situaciones y problemáticas difíciles de resolver”, dijo Rosado.

El abogado recordó a que os clientes están en todo su derecho de cuestionar sobre las certificaciones de los profesionales, casos perdidos y ganados, preparación académica y experiencia, ya que al estar  pagando por un servicio y una representación que en ocasiones es costosa y de la que depende la vida de personas, es una decisión que no se debe tomar a la ligera y que debe investigarse con mucha cautela para asegurarse que se está en las manos adecuadas.

“No permita lo engañen porque los gastos en los que podría incurrir suelen  incrementar y la dificultad para resolver la problemática podría poner la resolución favorable de su caso en peligro. Recuerde que cuando se trata de representación legal, lo barato, siempre sale caro”, concluyó.

De haber sido víctima de alguna persona que se hizo pasar por abogado, sepa que puede presentar una querella ante el Colegio de Abogados de la Florida o “Florida Bar”, y tiene derecho a entablar una demanda por falsa representación por el ejercicio de la abogacía sin licencia; no se cobra ninguna tarifa u honorario por la presentación de la queja.

Para información adicional o consultas legales

Abogado Miguel Rosada

301 West Bay Street, Piso 14, Jacksonville, Florida 32202.

(904) 329-7233.

Leave a Reply