Por Mayra Arteaga | [email protected]

Jacksonville, FL. La orilla del St. Johns River se viste de fiesta cada fin de semana para celebrar la más grande muestra de cultura, producción local de alimentos, artesanía, diversión y empeño de los emprendedores de los alrededores de la ciudad.

La brisa y la corriente de agua del río se confabulan con la música de bandas locales para crear el ambiente perfecto para el Riverside Arts Market, un mercado abierto que opera durante los sábados  bajo el Fuller Warren Bridge, en el 715 Riverside Avenue.

Con el gigantesco techo que ofrece el puente,  más de 7.500 personas se reúnen cada fin de semana para disfrutar de muestras de arte callejero, productos artesanales, antojitos culinarios, ventas de vegetales cultivados localmente o, simplemente, dar un paseo en tabla sobre las aguas del St. Johns River.

Y es que el Riverside Art Market fue abierto en abril de 2009 y desde entonces se ha convertido en el punto  de  reuniones y actividades populares de la ciudad y en el referente del lugar más auténtico para la expresión artística y de entretenimiento en el Noreste de Florida.

En este mercado, los artistas cuentan con la mejor galería para exponer sus obras o mostrar sus habilidades. Con la rivera del río como fondo, tanto exponentes como visitantes cuentan  con  un gran ambiente para disfrutar – con toda la familia –  de una infinita variedad de productos a la venta y actividades que  entretienen a chicos y grandes.

Desde marzo hasta diciembre, este mercado opera los sábados, de 10 a.m. a 4 p.m.  con la participación de más de 200 artistas, vendedores de comida y granjeros, para crear una inigualable armonía de cultura y familias.

Durante la temporada invernal,  una versión recortada del mercado se realiza entre los meses de enero y febrero.

El Riverside Art Market es un lugar que no puedes dejar sin visitar. Pasa un momento alegre  con tu familia y, al mismo tiempo, abastécete de verduras y frutas frescas orgullosamente cosechadas en el Noreste de Florida.

Apuesta verde

Según los organizadores de este mercado, su filosofía va orientada a promover un estilo de vida saludable con la formación de una fuerte  conciencia sobre el medio ambiente. Sus vendedores de productos frescos  ofrecen alternativas orgánicas y los vendedores de comida, deben ofrecer sus productos en platos o contenedores que sean biodegradables y usar bolsas recicladas para proteger al medio ambiente.  Además, tanto artistas como vendedores ofrecen productos hechos a mano, artesanales y nada que sea producido en serie es permitido en el lugar.

Para agregar un poco de responsabilidad a los visitantes, también sugieren el uso de bicicletas, por lo que han habilitado un servicio de ‘Bike Valet’ o ‘estacionado de bicicletas’, donde se pueden dejar mientras se camina por el mercado o el malecón del río.

“Hoy en día tenemos visitantes a pie, en bicicleta, en botes y hasta kayaks que llegan a nuestro mercado a través del puerto en el río”, destacan los organizadores en su página web www.riversideartsmarket.com

La original ubicación de este mercado es el resultado de 15 años de esfuerzos del activista Wayne Wood quien vio la oportunidad de abrir este espacio, que se encontraba cercado para bloquear el acceso al público. Al materializar su visión, la arquitecta Melody Bishop diseñó senderos, un anfiteatro, iluminación, baños públicos y más de mil espacios para estacionar a pocos pasos del lugar.

Leave a Reply