Río concluye la mayor privatización de saneamiento básico de Brasil

0
14
506140

BRASIL PRIVATIZACIONES

Sao Paulo, 30 abr (EFE).- El estado de Río de Janeiro celebró este viernes la mayor privatización de saneamiento básico de Brasil en una subasta en la que fueron recaudados 22.690 millones de reales (4.200 millones de dólares).

Río concedió a la iniciativa privada por un plazo de 35 años el servicio de agua y alcantarillado del estado, durante una licitación celebrada en la bolsa de Sao Paulo y que contó con la presencia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y del ministro de Economía, Paulo Guedes, entre otras autoridades.

En la subasta, que se mantuvo en vilo hasta este viernes en medio de una batalla jurídica y judicial, fueron adjudicados tres de los cuatros bloques en los que había sido dividida la concesión, en las que están previstas inversiones por valor de 30.000 millones de reales (unos 5.500 millones de dólares).

Los vencedores deberán también garantizar el acceso de toda la población al agua potable y el saneamiento básico hasta 2033.

RECAUDACIÓN DOBLA EL MÍNIMO FIJADO

La recaudación conseguida fue el doble del mínimo de 10.600 millones de reales (unos 1.900 millones de dólares) fijado por los cuatro bloques.

El consorcio Aegea, que tiene entre sus socios a un fondo soberano de Singapur, se hizo con el bloque 1 y 4, mientras que el grupo Iguá, del que forma parte el fondo de pensiones canadiense Canada Pension Plan Investment Board, obtuvo el bloque 2.

El bloque 3, sin embargo, no contó con ningún interesado.

Aegea ofreció 8.200 millones de reales (unos 1.520 millones de dólares), por el bloque 1, considerado como uno de los más atractivos, y 7.203 millones de reales (unos 1.333 millones de dólares) por el 4. El valor fue un 103,13 % y un 187,5 % superior que el mínimo exigido, respectivamente.

El consorcio Iguá, por su parte, otorgó 7.286 millones de reales (unos 1.350 millones de dólares) por el bloque 2, montante un 129,6 % superior al mínimo fijado.

De acuerdo con el proyecto, la recolección y el tratamiento del agua seguirá bajo la responsabilidad del Gobierno regional y el sector privado asumirá la distribución de agua y la recolección y tratamiento de las aguas residuales.

Los 4 bloques atienden 35 ciudades del estado de Río de Janeiro, entre ellos la capital, con un total de 13 millones de habitantes.

Hasta ahora los servicios estaban a cargo de la Compañía Regional de Aguas y Alcantarillados (Cedae, por sus siglas en portugués), que ha sido criticada en los últimos tiempos por abastecer a la población fluminense con agua de mala calidad.

EL GOBIERNO CELEBRA EL RESULTADO: “CONFIANZA EN BRASIL”

En una breve intervención, el ministro Guedes calificó la subasta como un acto de “confianza en Brasil” y en la “economía de mercado” por parte de los inversores.

Destacó, además, “el coraje y osadía” del gobernador en funciones, Claudio Castro, para disparar la primera gran privatización” de Río de Janeiro “con el mayor programa de saneamiento, ambiental y de salud pública”.

“Vamos a remover de la miseria a millones de brasileños”, subrayó Guedes, haciendo referencia a que cien millones de personas en el país tienen problemas con saneamiento básico y tratamiento adecuado del suministro de agua.

En una declaración todavía más breve, Bolsonaro afirmó antes de dar el martillazo final que la conclusión de la subasta es “un momento que marca nuestra historia y nuestra economía” y demuestra el compromiso de un “Gobierno volteado para la libertad de mercado”.

Tan solo en el mes de abril el Gobierno ha puesto en manos de la iniciativa privada una treintena activos en el área de infraestructura, entre los que figuran 22 aeropuertos, cinco zonas portuarias y una importante vía de ferrocarril.

506140506140