Denver.- Michael Hancock, el alcalde de Denver, Colorado, respondió con inusual dureza a una carta enviada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos a Denver y a otras 22 ciudades, en la que se exige demostrar que esas jurisdicciones no son “ciudades santuario”.

“Esas amenazas son flagrantes intentos de distraer al pueblo estadounidense de las verdaderas noticias; es decir, de la investigación de (el fiscal especial Robert) Muller que está elevando la presión sobre una presidencia disfuncional”, expresó Hancock mediante un comunicado difundido por su oficina.

“Repetimos lo que hemos dicho una y otra vez: Denver no deja de cumplir con la sección 1373 y cumple con todas las leyes federales. Cada paso que tomamos y la función de nuestras fuerzas del orden es para mantener el más alto nivel de seguridad para todas las personas, incluyendo a los inmigrantes”, agregó.

El Departamento de Justicia volvió a advertir a los líderes de 23 entidades locales, para exigirles que sus policías locales colaboren con las autoridades federales en la deportación de inmigrantes indocumentados.

Leave a Reply