Republicanos presentan ley para mantener expulsión inmediata en la frontera

0
18
592712

INMIGRACIÓN

Washington, 13 jul (EFE News).- Congresistas republicanos liderados por el senador Ted Cruz presentaron este martes un proyecto de ley para mantener la expulsión expedita de indocumentados en la frontera que aprobó por decreto el expresidente Donald Trump y que la actual Administración estudia suspender.

El llamado Título 42 permite que los funcionarios de inmigración en la frontera misma expulsen del país a los migrantes por razones de salud pública debido a la pandemia y desde que comenzó su aplicación en marzo de 2020 cientos de miles de personas han sido expulsadas del país.

El gobierno del presidente, Joe Biden, pondera la suspensión gradual de esa medida y podría dejarla sin efecto a fines de julio.

“El Titulo 42 ha sido una medida integral y extremadamente exitosa para la protección de las fronteras del país y de nuestra población durante la pandemia de la covid-19”, indicó Cruz en una declaración.

“Si la política de frontera abierta de Biden (y la vicepresidenta Kamala) Harris tiene la intención de revertir los éxitos del gobierno de Trump en la protección de nuestra frontera, alentando la inmigración ilegal y creando una crisis sin precedentes, ciertamente no funciona”, añadió.

La oficina de prensa del senador indicó que, de aprobarse, cosa difícil dado que los republicanos no tienen la mayoría en ninguna de las dos cámaras legislativas, esta legislación impediría que el presidente derogue de forma “abrupta y peligrosa esta política altamente exitosa”.

La iniciativa del senador texano tiene el respaldo de los senadores republicanos Tom Cotton, de Arkansas, Marsha Blackburn y Bill Hagerty, de Tennessee, al tiempo que la representante republicana de Nuevo México, Yvette Herrell, promueve una medida similar en la Cámara de Representantes.

Antes de la aplicación del Título 42 las personas que llegaban a EE.UU. con la esperanza de obtener asilo a menudo eran devueltas dentro de un mecanismo conocido como “metering”.

Por ese mecanismo los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) limitaban el número de personas que podían tener acceso cada día al trámite de asilo. Los solicitantes eran devueltos antes de que llegaran a territorio estadounidense.

Esas personas debían anotarse en listas en México y esperar por un período no determinado hasta que se les llamara para iniciar el proceso de asilo.

El gobierno de Trump aplicó el Título 42 para expulsar a los migrantes que llegaban a la frontera sur sin el proceso debido y los solicitantes de asilo, negándoles además la audiencia que estipula la ley para los extranjeros que llegan a territorio de EE.UU. y piden esta protección.

La senadora Blackburn sostuvo que la cancelación del Título 42 “es solo otro paso en la agenda de frontera abierta de Joe Biden. Título 42 es la última línea de defensa de CBP para encarar esta histórica crisis fronteriza”.

A pesar de cancelar buena parte de las medidas del gobierno Trump que buscaban limitar la inmigración legal e ilegal, la Casa Blanca ha mantenido el Título 42 hasta la fecha, aunque redujo su alcance al permitir quedarse a familias con niños de corta edad, que se sumaron así a los menores no acompañados que también podían permanecer tras una decisión judicial en ese sentido.

Gracias al Título 42 el gobierno Biden ha podido expulsar a la mayoría de los inmigrantes interceptados en la divisoria con México, donde se ha registrado un notable aumento de los “encuentros” de indocumentados con agentes fronterizos en los últimos meses, hasta superar los 180.000 en mayo, un récord de más de dos décadas.

Un buen número de estos “encuentros” se deben a los repetidos intentos de los inmigrantes una vez son expulsados por EE.UU. en caso de ser detenidos en la frontera.