Usualmente, decidimos hacer cambios en el baño por dos razones: una, porque algo se dañó y otra, porque estamos cansados del diseño que hemos tenido por años.

Dependiendo de lo que desees hacer, la inversión para lograr un cambio en este cuarto puede ser mínima si te organizas y planeas con claridad lo que quieres hacer.

Generalmente, la mano de obra en proyectos grandes como cambiar tinas o hacer duchas representa el mayor gasto, pero hay varios procesos que los puedes hacer tu mismo.

Expertos en remodelación indican que la inversión promedio en remodelar un baño en la actualidad oscila entra entre los $10.000… pero, ¿Quién tiene esa cantidad para poner en este pequeño salón?

Por eso, si no se tiene mucho presupuesto, es importante seleccionar materiales que no sean muy costosos. Para esto, debes planificar con tiempo y darte a la tarea de visitar varios establecimientos dedicados al tema antes de tomar la decisión final.

Como un tip especial te recomendamos buscar las esquinas de ‘clearence’ u ‘ofertas’ de las tiendas de ferreterías. Usualmente ponen ahí productos que a lo mejor están descontinuados, pero que puedes acomodar fácilmente al diseño que estas buscando crear en tu baño. Este simple paso puede ahorrarte una significativa cantidad de tu presupuesto. Siempre es mejor economizar en materiales que sacrificar el trabajo de la mano de obra.

Si los cambios que quieres hacer son solo cosméticos, el cambio de pintura por los tonos que están de moda puede ser suficiente, de la mano con nuevos accesorios como cortina de baño, basurero, jaboneras y toallas.

Pero si lo que buscas es hacer un cambio radical, te recomendamos, primero, buscar un contratista con experiencia comprobable, de manera que garantices tu inversión con un buen trabajo.

Opta por muebles de baño que ya vienen listos y son de fácil instalación. Esto puede cambiar totalmente la apariencia del baño a uno más moderno. Cabe destacar que siguen en boga los baños en tonos neutrales: blanco, gris, colores tierra y se busca combinar materiales de alto brillo, con acabados matte, maderas y granito o cuarzo.

Actualmente el tradicional botiquín se ha sustituido por sistemas de gavetas y organizadores. También, la iluminación ha adquirido más importancia en el diseño, no solo en la parte práctica, sino como elemento decorativo.

Recuerda que para conseguir el resultado que deseas, debes primero tener una mente y un presupuesto flexible, comparar las diferentes opciones a tu alrededor y analizar la durabilidad de los materiales que vas a utilizar.

SHARE

Leave a Reply