Religiosos y políticos lanzan campaña para que latinos sean contados en Censo

0
33
192442

EEUU CENSO

Nueva York, 13 ene (EFE News).- Una coalición de líderes religiosos y políticos de Nueva Jersey, encabezados por el senador Bob Menéndez, lanzaron este lunes la campaña educativa “Uno + Tú, ¡Cuentas!” para asegurar que cada latino que vive en este estado sea contado en el Censo 2020.

“Debido al clima antiinmigrante que hemos visto es bien importante que cada latino sea contado. Estamos muy preocupados”, dijo durante la conferencia de prensa conjunta el reverendo Raúl Ruiz, presidente de la Coalición de Pastores y Ministros Latinos de Nueva Jersey.

Ruiz aseguró que para los líderes religiosos ser contados en el Censo “es un asunto espiritual”.

“No es un asunto económico, ni político o de poder”, afirmó el religioso, quien agregó que todos deben ser contados sin importar su origen o estatus migratorio porque “todos son hijos de Dios”.

La Coalición representa 375 iglesias en Nueva Jersey con al menos 37.500 miembros y tienen previsto hablarles sobre el Censo 2020 durante los próximos servicios religiosos para informarles por qué deben ser contados, exhortarles a que no tengan miedo e insistir en que es un documento fácil de cumplimentar.

Como parte de la campaña, que se extenderá durante los próximos meses, voluntarios distribuirán volantes explicando los pasos para completar el documento del Censo y contestarán preguntas.

El senador Menéndez destacó por su parte que los religiosos no son sólo líderes espirituales, sino comunitarios, en los que se puede confiar.

“Necesitamos que cada latino en Nueva Jersey sea contado sin importar dónde vive, de dónde viene, cómo lucen o cuál es su estatus”, afirmó para recordar que la Constitución de EE.UU. establece que cada diez años la población sea contada sin importar su estatus legal o país de origen.

“Esto no puede ser más importante para nuestra comunidad en este momento. Si no somos contados en el censo de este año, nuestras comunidades no recibirán las ayudas económicas necesarias durante la próxima década”, ya sea para temas relacionados con vivienda, educación o salud, señaló.

Igualmente recordó que los resultados del censo son usados para establecer nuevos distritos electorales, los asientos en el Congreso, y, en el caso de Nueva jersey, la asignación de 23.000 millones de dólares en fondos federales.

“Si queremos ver crecer” esa cifra, insistió, hay que ser contado.

El senador insistió además a los latinos que pese a los intentos de la Administración del presidente Donald Trump de “convertir al censo en un instrumento de miedo”, cumplimentar el formulario es seguro y recordó que no se preguntará el estatus legal de la persona, como intentó el Gobierno.

Se refirió de esa manera a los intentos incluir la pregunta sobre la ciudadanía en el cuestionario del censo, lo que fracasó en los tribunales tras una batalla de dos años en la que activistas y políticos denunciaron que eso impediría la participación de muchos indocumentados, temerosos de ser localizados y deportados.

“Es en contra de la ley que la Oficina del Censo publique o comparta su información personal”, dijo.

“Sé que muchas familias inmigrantes tienen miedo de participar pero los latinos no podemos permitir sentir miedo… no podemos sucumbir ante el miedo”, afirmó Menéndez, miembro de los comités de Banca y Finanzas del Senado federal.

Aseguró que esta campaña “Uno + Tú, ¡Cuentas!” es una de las “metas centrales” de su agenda de este año y que además de las iglesias participarán instituciones cívicas.

Todos ellos, indicó, buscarán que se extienda la iniciativa a agencias públicas como el Departamento de Vehículos de Motor, que en el pasado promovió la participación en el censo.

“Si fallamos en ser contados hay que esperar diez años y perdemos fondos, representación y oportunidades”, sostuvo.

El Censo de 2020, que se prevé que certifique que la población de EE.UU. supera los 329 millones de personas- será no solo el mayor en la historia del país sino también el primero que se llevará a cabo principalmente por internet.

La Oficina del Censo ha indicado que para el 1 de abril cada hogar en el país habrá recibido una invitación para participar en el conteo, y las respuestas pueden hacerse en internet, por teléfono o remitiendo por correo el formulario de papel.

En mayo los agentes de la Oficina del Censo empezarán a visitar hogares que no hayan respondido al censo, y en diciembre se entregarán al presidente y al Congreso las cifras definitivas.

Leave a Reply