Relator de la ONU apunta que las minorías en EE.UU. siguen sufriendo discriminación

0
3
743141

EEUU MINORÍAS

Naciones Unidas, 22 nov (EFE).- El Relator de la ONU para las minorías, Fernand de Varennes, señaló este lunes, al término de una visita de quince días a los Estados Unidos, que las minorías en este país siguen sufriendo “desigualdades, discriminación y discursos de odio”, en el informe preliminar que hoy compartió ante la prensa.

Aunque la administración del presidente Joe Biden ha traído algunos avances al respecto -y citó una orden ejecutiva para frenar los discursos de odio antiasiático-, De Varennes subrayó que la legislación estadounidense aprobada tras las leyes que acabaron con la discriminación antinegra “da signos de fatiga” y está incompleta en lo referente a la protección de los derechos básicos de las minorías.

“Crecen el racismo, el odio y la xenofobia de manera preocupante”, insistió, y “las minorías se sienten cada vez más excluidas”, porque la crisis sanitaria producida por la pandemia del coronavirus o la económica que siguió tienen como resultado que “exacerban las desigualdades” y las minorías ya marginadas son las que más las sufren.

El sistema judicial y carcelario, con una sobrerrepresentación de ciudadanos afroamericanos y latinos que no se corresponde con su peso demográfico, da la impresión de que “perdona a los más ricos y castiga a los más pobres”, razonó.

De Varennes se explayó en las consecuencias políticas de esta discriminación, y puso como ejemplo el caso de Texas, donde existen “barreras lingüísticas” que impiden al electorado hispano que no domina el inglés ejercer su derecho a voto, ya sea por falta de cartelería y mensajes en su idioma o por carecer de ayuda a la hora de asesorarlos dentro del colegio electoral para ejercer su voto.

No es la única barrera en Texas, y citó otras como la distancia a veces grande entre los colegios electorales y la falta de transporte para los ciudadanos en la jornada electoral, u otras más sutiles como el diseño de circunscripciones electorales que sigue dando peso a lo que llamó “la mayoría blanca anglosajona” pese a que otras comunidades, y sobre todo la hispana, es la que más crece demográficamente, sin que eso se refleje en el sistema electoral.

En las antípodas está el caso de California, donde el estado ha puesto en marcha iniciativas para garantizar que las distintas comunidades -no solo hispana, pues también citó a la coreana- disponen de suficiente información y medios para votar y en general para acceder a los servicios públicos, como ha sido el caso durante la pandemia.

Una de las etapas de su viaje fue Puerto Rico, donde citó dos ejemplos de discriminación: uno político, como es el hecho de que sus habitantes no voten en las elecciones presidenciales -algo que a su juicio los convierte en “americanos no ciudadanos”- y otro ambiental: según él, es evidente que las minorías (no citó a cuál se refería) son las que viven en las áreas más contaminadas de la isla.

El Relator se reunió hoy con miembros del Departamento de Estado, que fueron quienes lo invitaron a la misión, y le reconocieron que “Estados Unidos no es perfecto y hay terreno para mejorar”, ante lo que se congratuló porque se abre con ellos una etapa de diálogo.

El informe definitivo será entregado al Gobierno estadounidense en marzo de 2022.