Reino Unido sanciona a ocho cargos nicaragüenses por represión en las elecciones

0
3
734887

R.UNIDO NICARAGUA

Londres, 15 nov (EFE).- El Gobierno del Reino Unido anunció este lunes sanciones contra ocho altos cargos del Estado nicaragüense, entre ellos la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, por su papel en la represión y otras irregularidades cometidas en las elecciones presidenciales del 7 de noviembre.

En un comunicado, el ministerio de Exteriores británico precisó que estas medidas, que han sido coordinadas con Estados Unidos y Canadá, significan que los sancionados tendrán prohibida la entrada al Reino Unido y será congelados sus activos en este país.

Además de Murillo -esposa del presidente Daniel Ortega-, son penalizados el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras; la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos; el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Antonio Moreno; Ana Julia Guido Ochoa, fiscal general de Nicaragua; el ex vicepresidente y presidente interino y actual magistrado del Consejo Electoral Supremo, Lumberto Ignacio Campbell; el comisario de la Policía Juan Antonio Valle y el comisario jefe de la Policía de León, Fidel de Jesús Domínguez.

La secretaria de Estado británica para Europa y las Américas, Wendy Morton, dijo que “el régimen de Ortega está negando a las personas sus derechos fundamentales” y mantuvo que las recientes elecciones fueron “fraudulentas” y que se “encarceló a políticos de la oposición y manifestantes pacíficos por motivos políticos”.

Morton precisa que la inclusión de Murillo se debe a que estuvo implicada en la represión estatal de las manifestaciones, el descrédito de la prensa y la exclusión de candidatos de la oposición.

La fiscal general y la presidenta del Tribunal Supremo son sancionadas por su papel en la “restricción de juicios justos y libres y otros actos que socavan la ley”, mientras que el jefe de la policía nacional acosó a manifestantes en 2018, según el Gobierno británico.

El Ejecutivo de Londres asegura que estas medidas tratan de no perjudicar al resto de la economía nicaragüense y señala que seguirá trabajando con sus aliados internacionales para continuar ejerciendo presión sobre el régimen de Ortega.

El Reino Unido ha pedido varias veces “la liberación incondicional de todos los líderes de la oposición detenidos y otros presos políticos en Nicaragua”, así como “el restablecimiento de sus derechos civiles y políticos”, señala la nota.

Las sanciones anunciadas hoy, en paralelo a las que también ha difundido EE.UU., se suman a otras emitidas durante 2020 y este mismo año, indica el comunicado.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, se impuso en los comicios del 7 de noviembre, en ausencia de oposición, después de que en los últimos meses fueran arrestados siete aspirantes a la Presidencia que se perfilaban como sus principales contendientes y tras la disolución de tres partidos políticos.