Regresó al galope radial

0
304

Jacobo Strimling | [email protected]

Al mando de la cabina de La Z, Lily Salgado ‘La Potranquita’ se apodera de los micrófonos y la audiencia de la más nueva radio de Norsan Media, de 2 a 5 p.m.

Charlotte, NC.- El apodo de ‘La Potranquita’ lo recibió por primera vez en las canchas de Indoor Soccer de Monroe. Su trabajo como locutora llegó quizás por una casualidad, pero cuando suena en la radio parece ser que Lily Salgado siempre estuvo destinada a esa labor.

“Soy muy comadre”,  confiesa Salgado en la cabina de la Z 107.5 /97.3 FM, la estación radial a la que regresa después de una ausencia obligada por motivos familiares. “Siento una conexión bien grande con la gente”, dice a HOLA News tras hablar a su audiencia a través de los micrófonos de Norsan Media. “Me identifico mucho con nuestros radioescuchas y ellos,  más que verme como una personalidad de la radio, me consideran una amiga”.

Desde el pasado 30 de octubre, ‘La Potranquita’ ocupa el espacio de 2 a 5 de la tarde en la estación que ‘llegó marcando el territorio’. Presenta los éxitos de ayer y hoy de la música mexicana, cuenta los chismes del momento, ofrece consejos e interactúa con su creciente audiencia a través de la frecuencia radial, las redes sociales y la aplicación móvil de la ‘Zeta’.

Autoconsiderada “bien trabajadora”, Lily dejó su natal Cuernavaca, en el estado mexicano de Morelos en busca del ‘sueño americano’. A Carolina del Norte llegó en 2012, desde donde proveyó  a su familia a base del esfuerzo de pulir pisos, cocinar y “arrancarle las alas a los pollos”,  entre otras labores.

Su primer contacto con los oyentes fue cuando acompañaba a su esposo, el célebre Drako Hernández,  entonces locutor de Latina 102.3 FM. “Le pasaba notitas con la información que decía al aire, y me comenzaron a llamar la Secre”, recuerda Salgado, quien desde aquel entonces comenzó a recibir la simpatía del público.

En 2012 durante un Festival HOLA “me pasaron el micrófono para que invitara a la gente a llegar”, y aunque desconfió de hacerlo bien, se animó y al ser escuchada por el entonces programador de Norsan Media este le ofreció un espacio sabatino en ‘la estación de La Raza’, donde comenzó una nueva historia.

Sus tiempos de radio se vieron  interrumpidos cuando la vida de Viviana, su hija mayor en México,  se vio amenazada. “Existía una enorme posibilidad que muriera afirmaban los médicos”,  recapitula Salgado esos momentos, ‘me dijeron, si quieres verla con vida tienes que venir cuanto antes´’.

En el regreso a su tierra natal su primogénita sobrevivió al diagnóstico, y pronto se pudo recuperar de una complicada operación. Pero por el tiempo de partida el puesto de Salgado como locutora fue transferido.

Impulsada por el hecho de seguir proveyendo a sus hijos y pagar las deudas dejadas por los altos costos médicos, la fuerte, carismática y “coqueta cuando se requiere” mujer mexicana, regresó al exigente trabajo de cocina en un restaurante de Charlotte, mientras seguía siendo la voz oficial del noticiero radial de la empresa. Su espíritu de lucha también se trasladó a los entrenamientos de Kick Boxing, deporte en el que debutará a nivel competitivo.

Con el lanzamiento de la ‘Z’, su talento y don natural volvió a escucharse y la audiencia de Las Carolinas ha festejado su regreso con llamadas de empatía a la locutora con la que se identifican por su sencillez. “Nunca recibo comentarios negativos”,  comenta agradecida con la nueva bienvenida.

Leave a Reply