San Juan del Río.- Unos 4.000 mexicanos residentes en Estados Unidos regresaron a su país para reencontrarse con sus familiares en Navidad, gracias a una caravana que atravesó el territorio nacional protegiendo a estas personas de las amenazas de la delincuencia organizada.

La llamada ‘Caravana Paisano Invierno 2017’ dio inicio la mañana de este jueves en el puente internacional Juárez-Lincoln en Nuevo Laredo, Tamaulipas, teniendo como destino la población de Jalpan de Serra, Querétaro.

La caravana, iniciativa que encabeza el Instituto Nacional de Migración (INM), estuvo conformada por más de 1.000 vehículos y  pasó por Nuevo León, Coahuila y San Luis Potosí.  Durante el camino, los migrantes contaron con áreas en las que pudieron descansar, con módulos de información y asesoría, sanitarios y refrigerios.

Leave a Reply