Refugiados afganos acogidos en una base militar española serán trasladados a EEUU

0
4
647060

AFGANISTÁN CONFLICTO REFUGIADOS

Rota (España), 31 ago (EFE).- La base aeronaval española de Rota, en el sur de España, alberga desde hace varios días a centenares de refugiados afganos, que comenzarán a ser trasladados en las próximas horas a EEUU, según el acuerdo entre ambos países.

Este mismo martes está previsto el primer vuelo estadounidense con 350 evacuados de Afganistán con destino al aeropuerto de Dulles, en el estado norteamericano de Virginia. También hoy, otro avión aterrizó en Rota con otros 200 afganos.

Esta base militar de uso conjunto por España y Estados Unidos acoge a unos 1.700 afganos, colaboradores de los estadounidenses en Afganistán y familiares suyos, que desde el pasado viernes fueron llegando tras un acuerdo de ambos países aliados en la OTAN.

AFGANOS QUE ESPERAN LLEGAR A ESTADOS UNIDOS

La agregada de Asuntos Políticos de la Embajada de Estados Unidos en España, Leana López, explicó a los medios en Rota que quienes viajen en ese primer vuelo a EEUU serán reubicados luego en varias ciudades del país.

El próximo miércoles está previsto un nuevo vuelo con evacuados afganos procedente de una base estadounidense en Oriente Medio, en el marco de un acuerdo entre España y Estados Unidos que prevé un máximo de estancia en territorio español de catorce días.

El acuerdo establece además un máximo de 4.000 evacuados entre Rota y la base aérea de Morón de la Frontera, también de uso compartido por los dos países en el sur de España.

El capitán de navío David Baird, comandante de actividades navales de Estados Unidos en España, señaló por su parte que “estos evacuados han pasado por momentos difíciles, pero podemos decir que en Rota están seguros”.

Muchos llegan “con lo puesto”, aunque a la mayoría “no le faltaban sus teléfonos móviles”, por lo que tienen acceso a internet para que puedan hablar con sus familias, detalló.

“Los hombres, mujeres y niños evacuados han mostrado mucho coraje al salir de Afganistán y dejar toda su vida atrás para llegar a una tierra extranjera”, dijo el contraalmirante Ben Reynolds, director de jefatura marítima de las fuerzas navales estadounidenses en Europa-África.

Reynolds señaló que en uno de los vuelos llegaron un centenar de universitarias de entre 18 y 24 años, que han tenido que abandonar sus estudios.

El contraalmirante confió en que, aunque los evacuados no estén mucho tiempo en la base de Rota, “recuerden que en este lugar fueron tratados con dignidad y respeto y se sentían cómodos y seguros, mientras esperaban su viaje hacia su nuevo hogar en los Estados Unidos”.

LA VIDA EN EL CAMPAMENTO

La Marina norteamericana y la Armada española han habilitado un campamento en el campo de béisbol de la base con tres barracones militares y 53 tiendas con capacidad para unas 1.500 personas, con un gimnasio y una piscina transformados en zona de aseo y duchas.

Los refugiados pasan un control de seguridad, pruebas médicas, como test para detectar la covid-19, y biométricas, para identificarlos, antes de que se les entregue una pulsera de registro y pasen por la sección consular de la embajada estadounidense.

La vida en el campamento transcurre tranquila, con niños juegan al fútbol entre ellos y con voluntarios del dispositivo o montan en bicicletas que han sido donadas por asociaciones locales.

La solidaridad del pueblo español es elogiada por la asociación benéfica Navy Marine Corps Relief Society, que se encarga de procesar esta ayuda en forma de miles de kilos de ropa, juguetes y alimentos llegada la base a través de donaciones de asociaciones Rota y de buena parte del resto de España.

Estados Unidos puso este pasado lunes punto final a la guerra más larga de su historia con la retirada de sus últimos militares de Afganistán, casi veinte años después de su despliegue en el país centroasiático, con el último vuelo desde Kabul tras las toma del poder por los talibanes.