Recogen fondos para renovar casa histórica del centro hispano de Miami Beach

0
17
300548

LATINOS

Miami, 8 oct (EFE News).- El edificio de 1934 hecho en piedra coralina que alberga el Miami Beach Hispanic Community Center será restaurado con ayuda de la comunidad, que este jueves inició una campaña de recogida de firmas con una donación de 50.000 dólares.

El donante, el empresario David Martin, director ejecutivo de la firma inmobiliaria Terra, y su familia, que en 2005 donaron al Miami Dade College la famosa Torre de la Libertad, dijo a Efe que es importante restaurar un edificio y un centro que son “un símbolo para la comunidad” hispana.

La histórica Coral Rock House, que en 1995 fue trasladada del lugar cerca del mar donde fue construida originalmente en 1934 siguiendo el proyecto de George L. Pfeiffer para que no fuera víctima del desarrollo inmobiliario, es uno de los pocos edificios construidos en piedra coralina que quedan en el condado Miami-Dade.

Su emplazamiento actual en Miami Beach está alejado de la zona cercana a la costa, donde hoy se levantan grandes edificios de hoteles y apartamentos.

Martin dijo a Efe que todavía se desconoce cuánto va a costar restaurar integralmente la también llamada “Casa de Piedra” y que lo importante es que la comunidad contribuya para hacer que el centro Comunitario Hispano de Miami Beach pueda seguir ayudando a la gente como hasta ahora y para que a la vez sea un lugar donde guste estar.

Con su donación el empresario de origen cubano ha tratado de “dar ejemplo” a otros líderes hispanos para que aporten a este proyecto anunciado significativamente en el Mes de la Herencia Hispana.

El, edificio, según dijo, va a recibir una renovación completa, incluyendo la incorporación de tecnología de sistemas, que van a supervisar especialistas de su firma de desarrollo inmobiliario.

A la ceremonia de inicio de la campaña asistió el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, otras autoridades y los directivos del centro comunitario hispano que funciona en la “Casa de Piedra” desde 1997.

El centro ofrece una amplia variedad de servicios sociales que incluyen programas bilingües para la juventud y los adultos. Durante la pandemia ha entregado más de 22.000 comidas a los hogares de la tercera edad que han permanecido cerrados para personas de fuera, incluso familiares, al menos seis meses.