Washington DC.- Grupos de jóvenes indocumentados conocidos como ‘soñadores’ se concentraron ante la Casa Blanca para exigir al Congreso y el Ejecutivo que acuerden una solución permanente hacia la ciudadanía antes del fin de 2017, después de que el Gobierno cancelara el programa DACA que evitaba su deportación.

“Nosotros deberíamos formar parte de la conversación porque este es nuestro futuro”, argumentó Ricardo Campos, director regional de campo de la asociación United We Dream, que calificó de “absurdas” las decisiones tomadas por el presidente.

Campos adelantó que, entre las movilizaciones planeadas, figura una huelga estudiantil, local y nacional, el próximo 9 de noviembre.

El activista incidió en que “los colegios están listos para salir” y “decirle al presidente que si no nos quiere en sus escuelas, nos va a tener en el Congreso”.

Leave a Reply