Reactivación peligrosa

Siguiendo el protocolo de reapertura del país, los estados del sureste inician el proceso de lo que será en adelante la ‘nueva normalidad’.

0
78

Galo Baird | [email protected]

En abril pasado, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la reapertura por fases de la economía del país, muchos gobernadores hicieron planes en cada uno de sus estados.
Pese a los esfuerzos por salir adelante y empezar la reactivación, un estudio realizado por la Universidad de Pennsylvania, indica que este paso podría significar un aumento de 233.000 nuevas muertes por el coronavirus.

Aunque no todos los negocios se han abierto, el tráfico vehicular y peatonal se está normalizando de a poco, mientras las autoridades enfatizan en que se debería seguir con la orden de ‘quedarse en casa’, evitando estar en contacto con otras personas.

Fase 1
Recientemente puso en práctica el proceso de reapertura gradual de su economía con la primera de tres fases, que podrían ser modificadas dependiendo del número de casos positivos, hospitalizaciones y la realización de más pruebas de COVID-19.

A través de esta transición, a la que muchos han llamado ‘nueva normalidad’, las tiendas y librerías en Carolina del Sur ya tienen permiso para abrir sus puertas, al igual con las playas y los restaurantes, a los cuales ya se les permite vender comida en los patios, con restricciones de distanciamiento y capacidad de clientes.

En espera
En la Florida, el gobernador Ron DeSantis, estableció un plan de reapertura por fases que irá acompañado de un incremento de la capacidad para hacer pruebas de COVID-19 para llegar a más personas. Los tres condados que han sido exceptuados de la Fase 1 de reapertura, son: Miami-Dade, Broward y Palm Beach, los más poblados y con más casos confirmados y muertes.

Los salones de belleza, barberías y uñas, están a la espera de por lo menos dos semanas más para poder abrir con las respectivas condiciones de las autoridades de salud. El contacto cercano con las personas hace que estos negocios sigan a la espera.

Precaución
A pesar de los esfuerzos por sacar adelante al país en medio de la crisis del coronavirus, los funcionarios de salud han pedido cautela a la población y no salir en grandes cantidades a las calles, parques o centros comerciales.

“Evitemos en todo momento de estar en contacto con muchas personas, usar las mascarillas cuando vamos a lugares púbicos y lavarnos las manos constantemente”, recalcó Meg Sullivan, directora médica del Departamento de Salud en el condado Mecklenburg, Carolina del Norte.

Paso a paso
Para cambiar de Fase, cada estado debe esperar un tiempo prudencial de 14 días, donde se analizará una serie de factores antes de seguir con el siguiente paso, caso contrario se podría modificar la acción o hasta extenderla.

Lenny Curry, alcalde de Jacksonville, levantó ciertas restricciones a los restaurantes para que brinden servicio al aire libre, mientras continúan practicando el distanciamiento social.

“Debemos avanzar de manera responsable, pero haciéndolo bien”, indicó.
Sin embargo, la decisión de reabrir el ‘estado del sol’ ha sido criticada por una decena de congresistas de EE.UU. e instaron al gobernador de Florida, Ron DeSantis, a resistir las presiones y no abrir de forma “apresurada” el estado y le urgieron basarse en las pruebas del COVID-19 y al rastreo de contagiados para tomar esa decisión.

“Necesitamos una estrategia integral de pruebas para volver a abrir de forma segura”, señalaron los congresista en una carta enviada a DeSantis.

Leave a Reply