RCA celebra elecciones legislativas complicadas por el conflicto con rebeldes

0
11
450319

R.CENTROAFRICANA ELECCIONES

Bangui, 14 mar (EFE).- La República Centroafricana (RCA) celebra hoy su segunda ronda de elecciones legislativas en un complicado contexto de seguridad por el conflicto entre los rebeldes de la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC) y el Gobierno de Faustin Archange Touadéra, que ya lastró los comicios previos.

Transcurrida más de media jornada, la votación transcurre sin grandes incidentes, arropada por fuertes medidas de seguridad.

“Los comicios se desarrollan muy bien de momento”, manifestó a los medios Emiles Gros Raymond Nakombo, alcalde de la capital, Bangui.

“Hay motivación en la población, a pesar de las tensiones de seguridad. La gente se ha movilizado para votar y no ha habido ningún incidente hasta ahora”, señaló en el mismo sentido Salomon Ngoy Ndopola, portavoz de la organización Arc-Ciel, la principal red de observadores electorales del país.

Los electores centroafricanos votan, hasta las 17 horas de hoy (18 GMT), en 118 de los 140 distritos electorales del país.

Más de la mitad de ellos lo hace por primera vez después de que en los comicios de diciembre pasado, si bien permitieron la declarar reelección del presidente Touadéra, la violencia impidiera la votación o fuese anulada.

El resto celebra una segunda ronda legislativa para dirimir ganadores entre candidatos que no habían logrado la mayoría suficiente.

Los rebeldes habían amenazado con boicotear estas elecciones en los distritos que controlan y eso ha impedido votar en la prefectura de Gadzi, en el sudoeste del país, según informó la Autoridad Nacional de Elecciones (ANE), encargada de organizar los comicios.

Para la garantizar la seguridad de los votantes, el Gobierno centroafricano cuenta con el apoyo de la misión de la ONU en el país (Minusca).

La RCA vive un escenario de violencia sistémica desde finales de 2012, cuando una coalición de grupos rebeldes procedente del noreste de mayoría musulmana -los Séléka- tomó Bangui y derrocó al presidente François Bozizé tras diez años de Gobierno (2003-2013), dando inicio a una cruenta guerra civil.

Como resistencia contra los ataques de los Séléka se formaron entonces milicias cristianas anti-Balaka que, como el primer grupo, terminaron fragmentadas en una miríada de facciones armadas.

A día de hoy, y pese a la firma de un histórico acuerdo de paz en febrero de 2019, todavía dos tercios del país -rico en diamantes, uranio y oro- están controlados por milicias.

Desde los comicios presidenciales del 27 de diciembre, los seis grupos armados integrados en la entidad Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC), formada poco antes de las elecciones, se han dedicado atacado diferentes zonas del país.

El 13 de enero, estas milicias que, según Touadéra y la propia ONU, cuentan con el apoyo político del expresidente François Bozizé -algo que este niega-, trataron una vez más de tomar la capital en un ataque repelido por el Ejército, tropas rusas y ruandesas y la propia MINUSCA, en el que murió un casco azul.

En los comicios del 27 de diciembre, según los resultados oficiales, Touadéra fue reelegido con un 53,92 %.