Ramírez: “Charlotte no es un imprevisto, es un paso importante en mi carrera”

0
6
602716

FÚTBOL ESTADOS UNIDOS

Charlotte (EE.UU.), 22 jul (EFE).- El fútbol español tiene en Miguel Ángel Ramírez al cuarto entrenador en la historia de la Liga Profesional (MLS) de Estados Unidos que va a dirigir a un equipo, la nueva franquicia de Charlotte FC, que comenzará su andadura en la temporada 2022, un proyecto con el que había “soñado” y que considera un paso importante en su carrera.

Ramírez, de 36 años, en entrevista con la Agencia EFE, subrayó que después de haber acabado su contrato el equipo Sport Club Internacional de Brasil sobre la mesa tenía el proyecto de la MLS, una liga que estaba en su mente desde hacía tiempo y se dio la oportunidad y el momento perfecto.

“La conocía, la seguía, además de tener unas excelentes referencias de entrenadores profesionales, me presentaron un proyecto ilusionante, que además podía empezar desde cero, el gran sueño de cualquier entrenador y la decisión no fue difícil de tomar porque creo que se trata de algo muy importante en mi carrera”, subrayó Ramírez.

En ese sentido, Ramírez, natural de Las Palmas, destacó que sabía perfectamente a que tipo de liga llegaba, una a la que consideraba en plena evolución positiva, donde ya nadie llega para retirarse sino todo lo contrario para competir y ser un trampolín de cara a llegar más formado al fútbol europeo e internacional.

“Se trata de una liga que tiene ya un importante poder económico, jugadores jóvenes y ahora con entrenadores extranjeros, como es mi caso, que tratamos de dar una visión del fútbol -no mejor o peor-, pero si tratar de hacer cosas distintas, y en ese sentido es también de gran valor para los profesionales jóvenes que estamos en el banquillo a la hora de aportar nuestra experiencia”, valoró Ramírez.

Una experiencia en la que confiaron desde el principio los dueños y directivos que ven en el joven entrenador español el ideal para desarrollar un proyecto que estará ligado a crear una bases sólidas futbolísticas y organizativas más que conseguir resultados inmediatos que de darse serán “bienvenidos” como un gran plus.

“Como es evidente el equipo busca definir un modelo claro de juego con el que quieren competir y saben que en mi van a tener a un defensor de lo posicional, de control del balón y ofensivo lo que significa que tendremos que buscar ese perfil de jugador en todas las posiciones”, analizó Ramírez. “Ese trabajo será hecho en equipo no en decisiones individualizadas mías sino teniendo en cuenta todos los aspectos, incluido el económico”.

Pero sobre todo, Ramírez deja muy claro que ha llegado a Charlotte porque quiere desarrollar un proyecto a partir del fútbol base, que es lo que siempre le ha motivado y le llena de satisfacción.

“Se trata de establecer una línea en la que todos entendamos que los jóvenes son los que tienen que crecer con nuestro proyecto para al final alcanzar el objetivo de llegar al primer equipo”, explicó Ramírez. “Luego dejar una base de como debe funcionar la academia con el primer equipo sin importar quien vaya a ocupar el puesto de entrenador”.

En cuanto a sus preferencias por la llegada de jugadores extranjeros a la MLS, Ramírez fue categórico al señalar que no tiene ninguna en particular, pero en estos momentos sus grandes conocimientos los tiene de los latinoamericanos y con ellos les gustaría trabajar en el futuro.

“Se trata de construir un equipo lo más competitivo posible y lo bueno es que dentro del mismo haya diferentes perfiles. Conseguir aunar todas esas diferencias será una de las partes importantes de cara a alcanzar los mejores resultados y para eso es imprescindible tener el máximo de conocimientos de los profesionales tanto de lo que hacen en el campo como fuera, que no haya espacio para el error”, defendió el nuevo entrenador de la MLS.

En cuanto a los objetivos y plazos que se ha establecido con el equipo de Charlotte, el entrenador canario fue categórico al decir que vive el “día a día” y por lo tanto ahora mismo toda la atención está puesta en la contratación de jugadores con talento para formar el primer equipo y que como es lógico ya tiene una lista muy bien definida.

“No la voy a decir, pero sin duda que los jugadores latinoamericanos ocupan un lugar destacado en la misma porque tengo una gran información sobre ellos y nos será de gran ayuda”, destacó Ramírez. “Ahora mismo el mercado más fresco que tengo es ecuatoriano y brasileño sobre todo”.

El despido del argentino Gabriel Heinze como entrenador del Atlanta United con apenas 17 partidos que estuvo sentado en el banquillo fue vista por Ramírez como algo que forma parte de la realidad de cualquier profesión.

“Todos somos conscientes de que o te adaptas a la nueva realidad a la que llegas o puedes tener problemas y en este sentido soy una persona muy abierta para asimilar el máximo de información de todo lo que me rodea, allí donde voy”, defendió Ramírez.

Además reiteró que “no siento ninguna presión porque el equipo tiene también muy claro a donde quiere llegar, como hacerlo con mi persona y juntos lucharemos por alcanzar esas metas, que espero sean positivas con una mentalidad ambiciosa por parte de los jugadores, sin importar que el sistema de la MLS no contempla la perdida de categoría como sucede en otras ligas”.