Rafa Mir, un demonio se escapó en Miyagi

0
9
613190

TOKIO 2020 FÚTBOL: ESPAÑA-COSTA DE MARFIL

Miyagi (Japón), 30 jul (EFE).- Hasta el partido frente a Costa de Marfil (5-2) en el que fue protagonista con un triplete, Rafa Mir solo había participado en 54 minutos en tres partidos en los Juegos Olímpicos. Su trabajo no cesó en el día a día y este sábado sacó la furia del demonio que lleva dentro y que muestra tras marcar en homenaje a su primo.

“La celebración es por mi familia, en concreto por mi primo, al que llamamos el niño demonio. Es como hacer el demonio. Él ha sido muy activo siempre, pero sufrió un accidente muy complicado y hago eso en homenaje a todos. Empezó siendo coña, pero se ha quedado y me siento muy identificado con ello”, explicó el delantero recientemente en un vídeo difundido por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Un Rafa Mir al que no se le esperaba. Pero ‘el demonio’ se escapó en Miyagi. Sus 16 goles con el Huesca, 13 en LaLiga Santander y tres en la Copa del Rey, le avalan a ser el ’9’ de un equipo Olímpico en el que Mikel Oyarzabal ejerce como tal a pesar de no serlo. Pero el murciano tuvo su gran oportunidad y no la desaprovechó.

“Lo que me han enseñado es que, te den el tiempo que te den, tienes que dar lo máximo. Hoy han salido las cosas bien y hemos conseguido la clasificación, que creo que es lo más importante”, dijo en rueda de prensa al ser preguntado por EFE a la vez que no quiso entrar a valorar si el triplete le abrirá las puertas de la titularidad.

“Si estoy aquí es gracias a la confianza del míster y el cuerpo técnico. Trabajo día a día para estar lo mejor posible. El que decide es el míster”, contestó.

Con su futuro en el aire quedándole un año de contrato con el Wolverhampton inglés y queriendo salir, la actuación de Rafa Mir le pondrá en el foco de muchos clubes lo que resta de verano. EFE

Óscar Maya Belchí